Más problemas en la planta cloacal

El diputado Bardeggia recorrió el sector y alertó sobre los desperfectos.





Malos olores a causa de los gases y filtraciones son algunos de los inconvenientes.

CIPOLLETTI (AC).- Los últimos arreglos que realizó Aguas Rionegrinas Sociedad Anónima para que la planta de líquidos cloacales de Cipolletti funcione correctamente y disminuya la presencia de malos olores en el sector, tampoco dieron resultado. La membrana que se colocó encima de las piletas se cayó y está casi toda cubierta de agua. El diputado Luis Bardeggia y gente del barrio Puente de Madera –ubicado en frente a la planta– realizaron una recorrida con un técnico del Departamento Provincial de Aguas (DPA) que les aseguró que se van a necesitar al menos unos 40 días para reparar los desperfectos. Les informó además que el quemador de gases tampoco cumplió su función porque “al parecer la piletas son muy grandes y los gases no alcanzan a llegar hasta el lugar donde está ubicado”. El legislador de Foro por los Rionegrinos, que se hizo eco del reclamo de los habitantes del sector que deben convivir con olores nauseabundos desde que se inauguró la planta, cuestionó el accionar del DPA. Dijo que el organismo “resignó totalmente su poder de policía y entonces Aguas Rionegrinas (la operadora de la planta) hace lo que quiere”. Relató que la membrana –una alternativa que se instrumentó para disminuir los malos olores– está tan caída sobre las piletas que “el agua que tiene encima se la estaban sacando con una bomba”. Según explicó, la lona se coloca por encima de las piletas y se levanta con los gases que genera la transformación de la materia orgánica. Estos son absorbidos por unos caños y llevados hasta el quemador. Todo este proceso no está funcionando y llevará por lo menos 40 días repararlo, expresó el diputado sobre la explicación que le brindó el DPA. Ya en noviembre del año pasado, a poco de colocarse, los habitantes de Puente de Madera denunciaron que la membrana no había dado resultado. “Es un parche ineficiente y obsoleto” cuestionaron. La planta de líquidos cloacales funciona con deficiencias casi desde que se inauguró hace unos tres años. Incluso durante todo 2009 los análisis que realizó el DPA, mes a mes, del agua tratada siempre dieron niveles de contaminación por encima de los máximos permitidos. Bardeggia recordó que en septiembre de ese año el valor encontrado (el más alto durante todo el periodo) fue de 277 mg/l cuando el máximo permitido por la legislación es de 50 mg/l. El mes que menor indice de contaminación registró fue noviembre con 58 mg/l. El legislador informó que solicitó al DPA los registros de 2010 para analizar si mejoraron los índices de contaminación aunque todavía no los recibió.


Comentarios


Más problemas en la planta cloacal