Más que hijo, parece nieto del Real

El Madrid estiró a 20 los partidos sin perder ante el Atlético. Está en semis.

El Real Madrid estiró su paternidad sobre el Atlético de Madrid al ganarle 1-0 y avanzar a las semifinales de la Copa del Rey, donde se medirá con el Sevilla. Como de costumbre, el único gol del encuentro lo marcó, a los 23’ del PT, Cristiano Ronaldo, llegando así a su grito número 32 en la temporada. El portugués usufructuó un centro de Sergio Ramos para silenciar el Vicente Calderón y cerrar la serie de cuartos de final con un lapidario 4-1. Además, el gol del portugués sirvió para extender a 20 partidos la racha sin perder contra su clásico rival de la capital española, la cual se remonta a 1999. José Mourinho se mostró satisfecho con el desempeño del Real. “El equipo ha estado bien para ganar la eliminatoria. El resultado de ida nos dio tranquilidad y ganamos la eliminatoria sin demasiado desgaste. Sabíamos que necesitábamos un gol para matar psicológicamente’’, afirmó el entrenador, que a la vez dejó en claro que continuará hasta final de temporada y que después analizará qué hacer. El Madrid, que en semifinales se topará con el campeón vigente Sevilla, se quedó 17 veces con el torneo, pero la última consagración fue en 1993. Barcelona, que con 25 títulos es el equipo más laureado en la historia de la copa, se las verá con el Almería de Leonardo Ulloa. El Atlético necesitaba ganar 2-0 para dar vuelta el marcador, pero el equipo dirigido por Quique Sánchez Flores sintió la baja por lesión de Sergio Agüero. Tampoco ayudó que el atacante José Antonio Reyes se lesionó en el primer tiempo. “Reyes y el ‘Kun’ están entre los tres jugadores más desequilibrantes de nuestro equipo y es como quitarle a Cristiano y (Mesut) Ozil al Real Madrid. Hay cosas que son insustituibles’’, afirmó Sánchez Flores en rueda de prensa. “Con cero en mi portería, la eliminatoria era nuestra. (Ángel) Di María y Marcelo son muy disciplinados y cierran bien las bandas. Además, puse a Cristiano de delantero y marcó, así que fue una buena decisión”, replicó Mourinho tras el encuentro, al ser consultado por Kaká y el francés Karim Benzema, ambos en el banco. “Me quiero quedar hasta el final de temporada. Se puede tener un contrato de diez años en el fútbol que da igual. Si todos están contentos, el entrenador sigue, si no están contentos, se cambia”, dijo ‘Mou’.

AP

exterior


Comentarios


Más que hijo, parece nieto del Real