Masiva oposición a la municipalización de Las Perlas

En una asamblea se formó la "Comisión por la defensa de los intereses de Cipolletti".



CIPOLLETTI (AC).- Una asamblea masiva, realizada el viernes por la noche a la que concurrieron miembros de instituciones y de fuerzas políticas y sectoriales, se exteriorizó una vez más la oposición a la municipalización del paraje Las Perlas del ejido cipoleño.

Y para apurar los pasos contra el criterio “independentista” que impulsa el municipio, para lo cual ya fijó una consulta popular, se constituyó una “Comisión por la defensa de los intereses de Cipolletti”.

Del plenario tomaron parte entre otros el justicialista y ex rector de la UNC Pablo Bohoslavsky; los radicales Hugo Medina, Marta Milesi, Jorge Chiófalo, Alejandro Paredes y Alejandro Fuentes; Carlos González y Graciela González, de Convocatoria; Julio Salto, del MPP, y referentes provinciales y sectoriales como la delegada de Turismo en la zona, Ana Boschi; el secretario general del Sindicato de la Fruta, Julio Aliaga; el pastor de la congregación de iglesias Evangélicas José Penizotto; Florentino Soulés, de la actividad Inmobiliaria, Angel Kossman, de los laboratorios de Análisis Clínicos, jefes de juntas vecinales, comerciantes, empresarios y vecinos en general.

La comisión se reunirá hoy para terminar de darle forma al petitorio que le entregará mañana al gobernador Miguel Saiz, siempre argumentando la postura de mantener a Las Perlas dentro de Cipolletti.

En la reunión Bohoslavsky leyó un documento -“El desarrollo futuro de Cipolletti”- redactado por los mentores anti-independentistas, donde, entre otras cosas, se pone de relieve que la solución no pasa por desligarse porque sí de aquella rica zona situada a 22 kilómetros de la ciudad sino “por la coordinación de acciones entre la provincia y el municipio para resolver todos los reclamos de servicios” que exigen los perlenses.

También se enfatiza en el texto que debe iniciarse un proceso institucional que convierta a Las Perlas en una “comuna municipal, con autonomía pero dentro de la jurisdicción de Cipolletti”.

Todo, “con una asignación presupuestaria específica, una ejecución descentralizada a través de una administración lugareña, elegida por los propios vecinos”.

Es más, se indica que hay que articular un “ordenamiento territorial” y en la medida en que los servicios sean prestados o mejorados, imponer el pago de tributos y tasas como en cualquier barrio de nuestra ciudad”.

En directas estocadas al gobierno del municipio en el texto hay varios interrogantes. Entre ellos, si no es la función de la autoridades enfrentar los problemas y no deshacerse de ellos y si existe en la historia alguna experiencia de que un gobernante decide desprenderse de parte de su territorio por propia voluntad.


Comentarios


Masiva oposición a la municipalización de Las Perlas