Massei vivió su séptima elección

A pesar de su experiencia, todo le parecía distinto.



NEUQUEN- Oscar Massei empezó su día antes de las siete, cuando sonó el reloj que despertó a su hijo Juan Manuel, fiscal de mesa en la escuela donde votan ambos.

Después, en su casa del barrio Provincias Unidas, el teléfono y el timbre hicieron su aporte y marcaron el ritmo de una jornada distinta, cargada de expectativas y tensiones.

El diputado nacional afrontó en la víspera su séptima elección. Pero a pesar de la experiencia que lo tuvo en cuatro oportunidades como candidato a gobernador, ayer todo le parecía diferente.

Desde que se levantó, atendió un sinfín de llamadas. Las primeras vinieron de la Capital Federal “donde muchos amigos que no veo hace mucho se enteraron por el diario que hoy había elecciones en Neuquén y querían desearme suerte”. Otras eran augurios de personas que no conoce y los demás tenían que ver con el operativo de la Alianza. Con ese ritmo, delegó la misión de atender las llamadas a su esposa, Marta Carrario.

En la casa donde vive hace 26 años, el candidato recibió durante un par de horas a un periodista y un reportero gráfico de este diario.

-¿Qué es lo diferente en esta oportuniad? -le preguntó “Río Negro”.

-Tenemos posibilidades ciertas, claras y concretas de ganar, en otras oportunidades MPN era una maquinaria invencible y lo nuestro se limitiba a ver cuántos diputados metíamos”, reconoció con la misma sinceridad que suele provocarle tantos dolores de cabeza.

Tranquilo, el abogado nacido en Córdoba miró las mejores jugadas de la liga inglesa de fútbol, escuchó la radio, y en todo momento se esforzó por mantener la serenidad.

“Lo de Independiente no se puede creer, ahora no nos hacen goles pero no le hacemos goles a nadie”, se lamentó el hombre que por estos días sufre la mala campaña de Independiente de Avellaneda, el club de sus amores.

“Mis tres hijos son de Independiente y mi señora es de Rácing… todos sufrimos bastante”, agregó.

Mantener la serenidad no fue fácil. Su esposa y Susana Penchulef, colaboradora y amiga, exhibían un estado de excitación que aumentó a medida que se multiplicaron los llamados telefónicos y a la vez que pasaron las horas.

Es que cerca del mediodía, con métodos de dudosa rigurosidad, el círculo íntimo de Massei hacía cálculos y sumaba datos que -según la lectura- ponían al candidato al frente en la compulsa.

“Ya lo voté a don Oscar”, tronó la voz cascada de Prudencio Cárdenas, un ex delegado de la Uocra que alguna vez fue patrocinado por Massei y que día por medio llega hasta la casa de la calle Mocoretá. Los de Cárdenas no son los mejores tiempos. Ya al mediodía el hombre tenía problemas para mantenerse en pie y como es de rigor en cada elección fue a lo de Massei a contar que ya había votado. “Es que lo queremos mucho a don Oscar”, suele explicar en el barrio donde, como en muy pocos lugares de esta ciudad, los carteles de la Alianza son más que los del MPN.

Resignado a comer “de rotisería”, Massei esperó el mediodía prendido al mate, que en un hora se renovó en tres oportunidades con distintos cebadores.

Textual

“Se quedaron con la zanahoria de los 30 puntos de diferencia”, afirmó Oscar Massei en las puertas del CPEM 19, a tres cuadras de su casa. Desbordó optimismo. “Vamos a ganar claramente en Neuquén, Cutral Co y Plaza Huincul, también en Centenario y Zapala que es un lugar emblemático para el Movimiento Popular Neuquino”, afirmó el candidato de la Alianza.

Enseguida remarcó que el reconocido que las encuestas lo daban treinta puntos por debajo de la fórmula del Movimiento Popular Neuquino fue “un acierto en ese momento, y pudimos revertir esa situación” para llegar a las elecciones en igualdad de condiciones. “Fuí muy criticado en ese momento pero era la verdad y fue un acierto decir que estábamos abajo, ellos se quedaron con la zanahoria del treinta por ciento y nosotros pudimos revertir la situación”, sostuvo Massei.

Remarcó el cambio de discurso que tuvo el candidato del MPN en el último tramo de la campaña “cuando contradijo todo lo que había dicho antes”.


Comentarios


Massei vivió su séptima elección