Matas eligió no declarar en la indagatoria

BUENOS AIRES.- Jorge Matas, el ex jefe de un área de la Cancillería detenido en su domicilio por el escándalo de las franquicias para autos diplomáticos, eligió ayer el silencio cuando fue llevado a los tribunales para cumplir con la ampliación de la indagatoria que su defensa había solicitado.

Es que Matas esperaba que ese interrogatorio se concretara antes del procesamiento que el viernes pasado dictó en su contra Brugo, con vistas a que esos argumentos sirvieran para descomprimir su situación en la causa.

Sin embargo, el juez en lo penal económico Brugo dictó el procesamiento por contrabando agravado y dispuso que el trámite se cumpliera ayer.

Matas fue llevado en calidad de detenido desde su casa, en la avenida Las Heras casi Callao, hasta los tribunales de la Avenida de los Inmigrantes al 1900, y la estrategia fue pedir una postergación de la audiencia.

Paralelamente, el abogado Diego Pirota, a cargo de la defensa, se quejó de esta cuestión y de otras medidas dispuestas por Brugo en la apelación que presentó ayer ante la Sala A de la Cámara en lo Penal Económico de la capital.

Según informaron fuentes judiciales, en esa apelación la defensa rechazó la sorpresiva aparición de Matas como principal presunto responsable del contrabando agravado cuando -hasta ahora- en el ex

pediente las pruebas se centraban en los allanamientos a las distintas concesionarias y los presuntos intermediarios de la maniobra.

La cuestión tendrá que ser estudiada por la Sala I de la Cámara, que también tiene en sus manos el pedido de excarcelación de Matas.

En los próximos días Brugo avanzará con las indagatorias a los otros imputados del área Franquicias de la Cancillería, al gestor Pablo Rodríguez y a los otros sospechosos de contrabando agravado.

En tanto, el juez federal Norberto Oyarbide se pronunciaría en breve en el planteo de la defensa de Matas y de otros imputados para que se quede como único investigador de la causa que analiza la operatoria de los autos de la Cancillería.

Se espera así, en tanto, que en los próximos días Oyarbide notifique a Brugo de la cuestión y le pida que abandone el expediente, algo que -se vaticina- terminaría en un pronunciamiento de la Cámara Federal porteña.

Matas era el jefe del área Franquicias de la Cancillería y se convirtió en el principal sospechoso de las irregularidades que se descubrieron en enero pasado a través de una auditoría interna del Palacio San Martín sobre los autos que contaban con beneficios para evitar el pago habitual de impuestos.


Comentarios


Matas eligió no declarar en la indagatoria