Matías Martin no se quema en «Ardetroya»

Buenos Aires (Télam).- «Ardetroya», el programa que arrancó esta semana por América con la conducción de Matías Martin, mostró en su primera emisión una combinación de entretenimiento, ironía y picardía para levantar las medianoches de la TV a partir de entrevistas, informes, cámaras ocultas y paródicos columnistas en economía y espectáculos.

La simpatía y la agilidad de Matías Martin constituyeron el hilo conductor de un ciclo que se propone recuperar el espacio de distensión antes de ir a dormir.

Con la colaboración del locutor Diego Ripoll (encargado de rematar y preparar chistes y de acotar opiniones en doble sentido), el programa tuvo como primera invitada a la bella periodista Paula Trápani (conductora del noticiero «Telefé Noticias»), quien ante las sexuales preguntas del conductor se sonrojó más de una vez.

«Qué come un cadete» fue el tema del informe que presentó Diego Angeli, mientras que otro de los pasajes de «Ardetroya» expuso testimonios de gente acosada que desfiló a través de un confesionario montado en una esquina del barrio porteño de Belgrano.

También hubo lugar para la denuncia y una cámara oculta que se instaló durante una semana en una de las sucursales de un banco y que descubrió a un gerente de la entidad acosando a una empleada tocándole la cola en el ascensor.

Las acertadas performances del humorista Juan Minujin (como un especialista en economía y un italiano crítico de espectáculos) resultaron dos de los momentos más logrados de un envío que, en cambio, declinó a la hora de presentar una producción musical bautizada «Bilardance».

Una escenografía moderna y rojinegra matizada por guiños futboleros (como las camisetas de Maradona en la Selección y de Saviola en el Barcelona español) se completó con un almanaque gigante que será ilustrado por plásticos argentinos y que será subastado a beneficio de la Fundación Huésped.

El picaresco tono de «Ardetroya» tuvo su punto culminante justo en el cierre cuando un famoso (en este caso la curvilínea Victoria Onetto) se encargó de dar las «buenas noches» y mandar a la cama a una audiencia que, presumiblemente juvenil, se encenderá ante la flamante propuesta generada por la productora Endemol, la misma de «Gran Hermano».


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora