Matt Damon: “Ni Jason Bourne podrá salvarnos si Donald Trump es presidente”

Damon y Vikander presentaron en Madrid la inminente “Jason Bourne”, la nueva entrega de la saga de acción y espionaje que mejor lee nuestro tiempo.



#

Foto: Web.

Matt Damon y Alicia Vikander visitaron Madrid para promocionar “Jason Bourne” (estreno el 29 de julio), la cuarta incursión del actor en la saga del desmemoriado agente de la CIA creado por Robert Ludlum.

De regreso con Paul Greengrass en la dirección –y firmando el guión junto a Christopher Rouse–, la quinta entrega de la franquicia recupera a su protagonista nueve años después de “El ultimátum de Bourne” (2007) en medio de un mundo que ha cambiado notablemente, pero donde la delicada cuestión entre libertad y seguridad sigue siendo el dilema más candente de la geopolítica. Y un aspecto que la saga Bourne siempre ha seguido de cerca.

En las democracias siempre va a existir una fricción entre los aparatos de seguridad y las libertades civiles. Por eso es una cuestión crucial en nuestra película. Queríamos reflejar todo lo que ha cambiado desde 2007 y cómo los nuevos desafíos tecnológicos afectan a esa disyuntiva”, declaró Damon durante la rueda de prensa de presentación de la película.

Asistió acompañado por su nueva compañera de reparto, Alicia Vikander. La actriz sueca, que interpreta a la agente de la CIA Heather Lee, experta en cibertecnología, se ha mostrado encantada de intervenir en una saga que descubrió cuando era adolescente. “Me encanta que tenga tanta acción, que sea un gran espectáculo pero también mantenga un importante trasfondo social y político. Jason Bourne existe en nuestro mundo”, afirmó Vikander.

Sin embargo, hay amenazas del mundo real a las que ni siquiera este superagente podría hacer frente. “Ni Jason Bourne podría salvar el mundo si Donald Trump es presidente”, bromeaba Damon sobre el posible futuro de la saga.

El actor dijo que no volvería a la franquicia a no ser que Paul Greengrass volviera a dirigir una entrega, y ha mantenido su promesa. “Se debe a la relación que mantiene Greengrass con la franquicia y el personaje. Todo fue idea de Doug Liman [director de El caso Bourne, 2002], que hace 15 años ya se reunió conmigo y me dijo que quería crear un James Bond para nuestra generación”, recuerda Damon.


Comentarios


Matt Damon: “Ni Jason Bourne podrá salvarnos si Donald Trump es presidente”