Mayor control en la reapertura de un boliche

Lo realizará el municipio, pero pide que la Policía también refuerce los patrullajes en la zona de Río Grande

NEUQUEN (AN).- "La municipalidad reforzará los controles de alcoholemia, y la Policía deberá hacer lo mismo con los patrullajes, además de aplicar contravenciones si alguien orina en la calle, rompe vidrios o merodea", advirtió el subsecretario General, Legal y Técnico de la comuna, José Gerez, ante el reclamo de los vecinos del barrio Río Grande por más seguridad a causa de la reapertura de un mega boliche.

Los vecinos exigen controles policiales intensivos similares a los realizados durante la temporada de verano y la presencia de inspectores para evitar la repetición de hechos de violencia por la ingesta de alcohol, "como cuando funcionaba TKT", y las competencias de vehículos, dicen.

Gerez aclaró de entrada que la incumbencia del municipio reside en hacer cumplir las normas de seguridad dentro de la discoteca y fuera de ella, en controlar el tránsito, el estacionamiento correcto de los vehículos y que los conductores manejen sobrios.

"Seguiremos haciendo lo que ya hacemos, aunque para tranquilidad de los vecinos reforzaremos los operativos en el sector", accedió el funcionario.

De paso recordó que la Policía tiene "el deber" de aplicar los códigos Contravencional y Penal si alguna persona usa los patios delanteros como baños o protagoniza escándalos públicos, como recordaron los vecinos sucedía con TKT.

Con Bloke, que empieza a funcionar hoy, los pobladores proponen "una convivencia tranquila" con la intervención de la municipalidad y de la provincia.

"No hay que esperar a que rompan un vidrio, se agarren a trompadas o anden 'chupados' en la calle" para que la Policía actúe y haga cumplir las normas, recalcó el funcionario municipal, poniendo en claro las atribuciones de cada uno en materia de seguridad.

"En la ciudad de Neuquén, la Justicia contravencional no existe", protestó y sostuvo que "muchas de las quejas de los vecinos no se escucharían si se aplicara debidamente la ley".

El subsecretario de Gestión Ambiental y Comercio, Carlos Roca, informó que los responsables del complejo Bloke presentaron el informe de las medidas de seguridad internas adoptadas y exigibles por ordenanza.

Pese a que el documento fue certificado por un profesional y visado por el Consejo de Ingenieros, el funcionario indicó que los inspectores municipales verificaban anoche si la letra del informe se ajustaba a lo real, sin lo cual el nuevo boliche no obtendría la habilitación final.

Recordó que durante la remodelación de la discoteca, los nuevos responsables presentaron estudios de impacto ambiental y planos, que fueron aprobados.


Comentarios


Mayor control en la reapertura de un boliche