Mc Rae dominó en las sierras

El piloto de Ford Focus rubricó su conquista con un manejo realmente sensacional.

CORDOBA (Raúl Bernal, enviado especial) - En un apasionante duelo de talentos, el británico Colin McRae tuvo su revancha. Consiguió una memorable victoria en la vigésimo primera edición del Rally de la República

Argentina, que se clausuró ayer después de cuatro días inolvidables para la quinta prueba del Mundial de la especialidad. En las cuatro pruebas anteriores ni siquiera un punto había podido sumar McRae con su Ford Focus, por lo que no tenía alternativas en los pintorescos caminos de las serranías cordobeses.

Ganar era la única opción y así encaró este desafío. Esta prueba siempre fue esquiva para McRae, en especial cuando se llegaba a transitar la zona del valle de Traslasierra, justo donde ayer tenía que definir la carrera con el también británico Richard Burns, con un recuperado Subaru Impreza. Burns tenía que descontar algo más de treinta y siete segundos que le llevaba McRae.

Su ilusión tenía crédito, por la exigencia de los especiales de la última etapa en una zona hizo maravillas el desaparecido y muy recordado Jorge Raúl Recalde, y la tendencia de su rival de cometer excesos.

Burns limó diferencias en el primer especial entre Cura Brochero-Ciénaga de Allende, pero McRae respondió en el segundo, en El Mirador-San Lorenzo, como para dejar en claro que era quién imponía el ritmo de la carrera.

Pero aún no estaba escrito el final de la historia y Burns se jugó el resto. En Chamico-Ambul y en la segunda vuelta por El Mirador-San Lorenzo, el piloto de Subaru se jugó el resto y achicó la brecha a 21s 8/10. Y quedaban dos especiales por delante. Nada menos que Mina Clavero-Giulio Césare y el final en El Cóndor-Copina.

En el momento supremo de la definición, McRae tiró todo su talento conductivo en los imponentes caminos serranos y selló con un gran trabajo su victoria de punta a punta en una nueva edición del mítico rally argentino, el mismo que muchas veces le fue esquivo.

Tercero quedó el español Carlos Sáinz, completando la zona de puntos el finés Tommi Makinen, el noruego Petter Solberg y el belga Freddy Loix. La vigésima primera edición del Rally de la República Argentina ya entró en la historia, la misma que certificará que McRae anotó su nombre como ganador fiel a su estilo, con una impresionante muestra de manejo.

Pozzo le puso lustre al triunfo

CORDOBA (Enviado especial) - Como para no dejar dudas acerca de su notable nivel, el piloto local Gabriel Pozzo se dio el gusto de hacer saltar bien alto a los cordobeses y que la música de los cuartetos sonara más fuerte que nunca, celebrando su sensacional victoria en el Rally de la República Argentina, en el Grupo N-4, donde no hizo más que afirmarse al tope de las posiciones del certamen.

Y para certificar una carrera que hará historia para el Córdoba Rally Team, el también local Marcos Ligato libró una verdadera batalla del uruguayo Gustavo Trelles, pero en el último especial se quedó y perdió la posibilidad de lograr un histórico "uno-dos" para el equipo local. Lo mejor estuvo en la definición por el segundo puesto, con la citada batalla entre Ligato y Trelles, porque el líder Pozzo jugó con las diferencias que había logrado en las dos primeras etapas y asombró con su madurez conductiva.

Así, mientras Pozzo se limitó a completar un paseo veloz ante la algarabía de los aficionados que ya lo adoptaron como un auténtico ídolo, Ligato y Trelles se trenzaron en una lucha arriba de los autos, pero también abajo con algunas polémicas declaraciones del uruguayo, que intentó sacar de la carrera al joven cordobés que también ratificó su enorme potencial.

Pasó el rally argentino, con una victoria espectacular de Pozzo, quien ya se postula como principal candidato al título en el Grupo N-4, pero con algo de amargura por lo que le pasó a Ligato en el último tramo especial de la exigente prueba. Y con la baja de Ligato, otro piloto argentino, como el tucumano Roberto Sánchez, se quedó con la tercera posición.

"Cumplí con todos"

CORDOBA (Enviado especial) - Sonriente. Feliz. Pleno de orgullo. Así estaba el cordobés Gabriel Pozzo después de su histórica victoria en el Grupo N-4, quien en medio de las felicitaciones dijo sentir que "cumplí con todos los que apostaron a mí".

Pozzo señaló que "la alegría no fue completa por el abandono de Marcos (por Ligato), a pesar del notable trabajo de todo el equipo". Cuando se lo consultó acerca de su futuro, Pozzo sólo se limitó a expresar que "por ahora sólo quiero festejar. Creo que todos los integrantes de este proyecto lo tenemos más que merecido".

También expresó que "sólo tengo palabras de agradecimiento para el gobierno cordobés y los auspiciantes, porque hicieron realidad mi sueño de correr en el Mundial".

Y señaló que "ahora habrá que trabajar más duro todavía para que este equipo argentina siga teniendo un papel protagónico en el Mundial, lo que no es poca cosa".

"Siento gran satisfacción"

CORDOBA (Enviado especial) - La parquedad que mostró en sus declaraciones desde el mismo momento que llegó a Córdoba para participar en una nueva edición del Rally de la República Argentina, el escocés Colin McRae recién se distendió, mostró una sonrisa y festejó en el momento de la coronación.

Y a la hora de las palabras, reconoció que "siento una enorme satisfacción". El brillante ganador de la prueba precisó que "el triunfo llegó en un momento justo, porque había arrancado muy mal el Mundial, a tal punto que hasta acá no había podido sumar un solo punto".

Y resaltó el trabajo del equipo, citando que "me entregaron todos los día un auto nuevo, de rendimiento espectacular. ¿Si me gustó la prueba? Y claro, siempre me apasionó manejar en estos caminos, a pesar de varia frustraciones que coseché en las pasadas ediciones.

Ahora tuve mi revancha y creo que lo tengo merecido". En tanto, el inglés Richard Burns señaló que "ataqué a Colin (por McRae) hasta donde me lo permitió. Aposté a su error, pero estuvo brillante y es el merecido ganador".

El tercer integrante del podio, el español Carlos Sáinz, calificó como positiva su actuación en Córdoba. Apuntó que "no estar al ciento por ciento en lo físico me afectó mucho, pero acá estamos. Siempre es bueno sumar para el Mundial".

La fiesta del final fue completa

CORDOBA (Enviado especial) - La fiesta llegó a su final. Y la gente lo disfrutó ayer en el estadio "Olímpico" de Córdoba desde poco después del mediodía, con un cierre que estuvo a la altura del Rally de la República Argentina.

No fueron sólo motores, curvas y derrapes. Hubo música y muchos regalos,mientras se esperó la llegada de los participantes. Las puertas del estadio se habilitaron poco después de las 12.30 y los aficionados pudieron tomar ubicación con tranquilidad. Una hora y media después comenzó el espectáculo.

El grupo "El Ritmo", un conjunto de música popular, se encargó de meter en clima a los aficionados, que por los altoparlantes tenían información al instante de lo que sucedía en la última etapa.

Más tarde apareció el payaso Ricky, quien con su gracia entretuvo a los más pequeños "tuercas" que llegaron hasta el estadio, junto con sus familiares.

El cierre estuvo a cargo del grupo "La Barra", metiendo aún más en clima a los numerosos aficionados que esperaban por los participantes. Después fue el turno para un homenaje a Jorge R. Recalde, en un acto en el que participaron funcionarios del gobierno municipal y provincial, a casi dos meses de su desaparición.

Los organizadores prepararon un lugar para que los pilotos pudieran mostrar sus habilidades y eso ocurrió un rato más tarde, minutos antes de la ya tradicional triple coronación de los ganadores, cerrando un fin de semana inolvidable.


Comentarios


Mc Rae dominó en las sierras