"Me hubiera arreglado las cejas"



NEUQUEN (ACE).- "Me hubieras esperado y me arreglo las cejas", dijo en tono de broma al fotógrafo de este diario el ex represor Luis Alberto Farías Barreras. La frase la soltó al momento de ingresar al juzgado Federal de Neuquén para conocer los cargos en su contra.

Fueron sus únicas declaraciones públicas. Luego que ingresó por los pasillos judiciales, no dijo palabra: no negó ni rechazó los hechos que se le imputaban.

Farías Barrera estaba distendido y algunas frases relacionadas con sus cejas pobladas fueron las únicas palabras que cruzó con los reporteros gráficos que estaban afuera del juzgado.

No hubo seguridad excesiva ni manifestaciones de representantes de organismos de derechos humanos afuera del juzgado federal, pese a que era de público conocimiento que el ex militar declararía ayer.

El militar retirado llegó en un patrullero y esposado, alrededor del mediodía al juzgado federal, la indagatoria comenzó a las 14 y terminó alrededor de las 18.

 

La detención

 

Su detención se produjo el miércoles, cuando más de 80 personas se movilizaron hacia su domicilio particular en Torres del Mirador para hacerle un "escrache" público luego de que Farías Barrera intimidara a dos testigos de la causa.

Durante más de cuatro horas escuchó las acusaciones en su contra sin mostrar en ningún momento signos de cansancio.

"Estuvo correcto", describieron las fuentes judiciales que estuvieron en el recinto.


Comentarios


"Me hubiera arreglado las cejas"