Media hora de festejo "xeneize" y el resto, "millonario"

#

Delirio riverplatense. Después del gol de Radamel se desató la fiesta.

Son partidos de verano, pero el hincha lo toma como si fuera por el torneo doméstico o la Copa Libertadores. Y si es en el interior, la pasión se multiplica. El "Malvinas Argentinas" de Mendoza tuvo un marco espectacular, con 36.000 personas en las tribunas.

La mitad de Boca empezó a toda orquesta, entonada por la victoria en Mar del Plata y también por el buen momento del equipo en la primera media hora del superclásico.

Sin embargo, la historia cambió con el gol de Radamel y a partir de ahí fue todo para el otro 50 por ciento. El hincha de River esperaba más que nadie un desquite, lo tuvo y por eso fue una fiesta en la tierra del buen vino. Los cantitos arrancaron al promediar la primera etapa yse extendieron hasta la madrugada.

Con los amistosos terminados, es la hora de empezar con la cuenta regresiva rumbo a la Copa y el torneo, los verdaderos objetivos de uno y otro.

 

" Boca y la Copa. Cuando el "xeneize" debute ante Maracaibo, el 20 de este mes, tendrá un mal recuerdo. Juan Carlos Henao será el arquero, ni más ni menos que el "1" que le amargó la fiesta en el 2004, cuando Once Caldas le ganó la final.

El colombiano le atajó los penales a Rolando Schiavi y Franco Cángele, en una definición donde Boca no convirtió ninguno porque erraron Nicolás Burdisso y Raúl Cascini.


Comentarios


Media hora de festejo «xeneize» y el resto, «millonario»