Médicos argentinos desaconsejan en mujeres sanas los nuevos implantes para aumentar senos

Se presentó en Buenos Aires la técnica de uso de tejidos grasos como implantes mamarios con gran repercusión, sin embargo ya hay detractores. Según explican especialistas no sería aconsejable para aquellas mujeres que sólo buscan aumentar el tamaño de sus senos. Los detalles.



El método de usar  tejidos grasos como implantes mamarios fue furor. Este mismo sitio pudo comprobarlo cuando informó días atrás sobre el lanzamiento y el artículo fue uno de los más leídos de la jornada. Dan cuenta de esto también médicos que salieron a responder preguntas frente a un aluvión de consultas desatadas por esta nueva alternativa.Según especialistas de La Plata, el uso de tejidos grasos como implantes mamarios no sería aconsejable para aquellas mujeres que sólo buscan aumentar el tamaño de sus senos. Los especialistas consultados por el diario El Día de La Plata alertaron sobre posibles efectos indeseados del procedimiento en pacientes sanas.”Los injertos de tejidos grasos en cirugía mamaria ofrecen muy buenos resultados, pero no son para cualquiera. Su uso sólo es aconsejable en casos de cirugía reconstructiva”, afirmó el doctor Marcelo Irigo a partir de su experiencia en esta técnica según informa ese diario.¿cuáles son las credenciales de este profesiona? Irigo es miembro de un destacado equipo de cirujanos plásticos y mastólogos del Hospital Italiano y la Clínica Breast. El sostiene que la presentación pública de este nuevo procedimiento desató expectativas que están más allá de sus beneficios probados.”Los injertos de tejidos grasos del abdomen o los muslos responden bien en pacientes que sufrieron alguna alteración de sus tejidos mamarios por radioterapia, necrosis o fibrosis, porque las células madre ayudan a regenerarlos. Por eso es una buena opción para casos de cirugía reconstructiva”, explica.”Sin embargo -dice- si esos mismos tejidos grasos se injertan en tejidos sanos, son pocas las células madre que sobreviven para generar volumen, con el agravante de que producen microcalcificaciones. Y éstas pueden llegar a confundir luego el diagnóstico de patologías como el cáncer”.Mientras avanza en la elaboración de un informe preliminar sobre esta nueva práctica junto a otros centros médicos del mundo, el equipo profesional del Hospital Italiano de La Plata y la Clínica Breast prefiere no generar falsas expectativas en torno a sus beneficios. Y, a falta de una resolución de la Administración Nacional de Medicamentos y Tecnología Médica (ANMAT), se apega a los criterios establecidos por la Sociedad Argentina de Cirugía Plástica y su par de Mastología.Ambas instituciones, “ya se manifestaron en contra del uso de esta técnica para aumentar el volumen de los senos”, señaló Irigo.A favorLas objeciones sobre el uso de tejidos grasos para aumento de senos se contraponen sin embargo con los datos del Departamento de Cirugía Plástica de la Asklepios Klinik de Berlín, presentados a fines de agosto último en Buenos Aires.”La transferencia de grasa autóloga está aceptada como una opción quirúrgica para el aumento mamario”, señaló el doctor Klaus Ueberreiter, quien visitó nuestro país para participar del lanzamiento de llamado Método BEAULI (Breast Augmetation by Lipotransfer) que el mismo desarrolló.Este método, que hoy se aplica en dos clínicas porteñas, se basa en un dispositivo asistido por agua que extrae tejido adiposo del abdomen y muslos preservando las células madre que contiene. Con este sistema, asegura el especialista alemán, “las células injertadas quedan permanentemente en el tejido receptor después de seis semanas”. Fuente: Urgente24


Comentarios


Médicos argentinos desaconsejan en mujeres sanas los nuevos implantes para aumentar senos