Médicos celebran vacuna contra cáncer de útero

Profesionales de la salud de distintos hospitales públicos piden que el Estado intervenga para bajar su precio y hacerla accesible a la población.



Buenos Aires (DyN) – Médicos de hospitales públicos celebraron hoy que una vacuna para prevenir el cáncer de cuello uterino haya sido aprobada por la Administración Nacional de Alimentos, Medicamentos y Tecnología Médica (ANMAT), y pidieron la intervención del Estado para reducir su precio y ponerla al alcance de toda la población. También sostuvieron que con el tiempo debería ser incluida en el calendario oficial de vacunación. El medicamento, que se aplica a través de tres dosis que actúan de manera preventiva en mujeres de 9 a 26 años, ataca al virus del papiloma humano (HPV), que puede desarrollar la enfermedad.

El titular del servicio de Patología Cervical del Hospital de Clínicas, Silvio Tatti, dijo a DyN que la nueva vacuna “deja un 75 por ciento tranquilas a las mujeres, pero esto no implica que deban discontinuar la realización del papanicolao y los estudios preventivos”. “Esta es una excelente noticia para la Argentina. Esta es una vacuna que protege del cáncer de cuello de útero, pero también previene otros tipos de HPV que causan el 90 por ciento de las verrugas genitales”, explicó.

Tatti señaló que “lo ideal” es que el medicamento se aplique a los once años, pero se puede extender “hasta los 26 años como máximo. Por el momento no hay indicación para mujeres con edad más avanzada, pero esto no implica que más adelante no se pueda hacer”. “Los trabajos presentados tanto en los Estados Unidos como en la ANMAT son ensayos clínicos en mujeres de hasta 25 años. Cuando se presenten los trabajos clínicos en mujeres mayores de 25 años, se va a ampliar la edad de vacunación”, destacó.

El médico sostuvo que cada dosis cuesta “alrededor de 200 dólares, pero esta vacuna va a tener que tener una trascendencia pública porque no puede quedar limitada al mercado privado”. “Al tener trascendencia pública, confío en el poder negociador del Estado para bajar los precios y hacerla accesible para toda la población que la necesite”, agregó. Consultado sobre si debería incorporarse al calendario oficial de vacunación, estimó que “en un tiempo razonable sí. El Estado siempre se toma su tiempo, evalúa si hay otras vacunas, la competencia, negocia el precio y todo eso insume un tiempo razonable”.

Por su parte, el jefe de Ginecología del Hospital de Oncología Marie Curie, Nicasio Cúneo, señaló a esta agencia que “esta vacuna es interesante, porque aparentemente va a poder ayudar a prevenir el cancinoma de cuello en la gente que no haya tenido ningún tipo de contacto con este virus”. “Pero no es que todas las mujeres que tengan el virus van a desarrollar cáncer de útero”, advirtió, y comentó que este mal “tomado a tiempo se puede operar, irradiar o hacer quimioterapia”.

Cúneo sí reparó en que “en la Argentina esta enfermedad desgraciadamente no está controlada y está en una proporción importante en estados avanzados, porque la población no hace todos los controles habituales, dado que no hay un programa masivo de prevención. Este tipo de vacunas puede llegar a beneficiar”.

A su turno, Sergio Provenzano, jefe de Ginecología del Hospital de Clínicas, afirmó al canal de cable Todo Noticias que este tipo de cáncer “afecta a 35 mujeres de cada cien mil, y las estadísticas más recientes indican que se producen once muertes diarias”. “Es una patología prevenible y esto da posibilidad de generar mecanismos de defensa ante los agentes de esta enfermedad. Es importante que se aplique a toda la población que va a estar expuesta, haya tenido o no relaciones sexuales”, prosiguió.

Provenzano consideró que “es una vacuna cara hoy en la Argentina. No significa que el empleo masivo de la vacuna no abarate los costos, hay que pensar también cuánto nos cuesta que once mujeres se mueran por día, los costos son altísimos”. La difusión de la aprobación de la vacuna ya generó repercusiones en el ámbito político: el diputado bonaerense Eduardo Fox (Frente para la Victoria) presentará un proyecto para que el medicamento sea de aplicación obligatoria, “procurando que las mujeres sean inoculadas antes del inicio sexual”.


Comentarios


Médicos celebran vacuna contra cáncer de útero