Médicos del Alto Valle para las guardias en Catriel

La carencia de profesionales, casi una constante en el hospital local, se vio agravada a tal punto que algunos días no hay quien haga guardias.

CATRIEL (ACA).- El hospital de Catriel no logra reponerse totalmente de la crisis que cada tanto da un nuevo coletazo. Ahora, la falta de personal llegó a un límite crítico. Licencias, partes de enfermo, renuncias y traslados volvieron a poner al borde del colapso al nosocomio catrielense.

La falta de personal en el hospital de Catriel se puso en evidencia este fin de semana, cuando fue necesario recurrir a un profesional hospitalario de otra ciudad -el doctor Octavio Arcos Lazo- porque no había quien cubriera las guardias.

La situación empeoró esta semana cuando la directora y su esposo, dos médicos generalistas se tomaron algunos días de licencia. También hay problemas con los consultorios por el mismo motivo.

El servicio de guardia está resentido desde hace días por las renuncias y traslados. De hecho ayer había cuatro profesionales menos. Es que el mes pasado se concretó una renuncia, hubo un traslado a pesar del pedido de quedarse en la ciudad -del que tomó conocimiento directo el propio ministro de Salud- hecho que complicó las cosas. A esto se le suma una médica que está con problemas familiares y a partir de ayer la ausencia de la directora y de su esposo que tomaron días de licencia luego de una larga conversación a puertas cerradas un funcionario del ministerio de Salud el martes por la mañana. Desde el hospital se informó que también hay algunas ausencias por licencias familiares y con certificados médicos.

Este déficit de personal no sólo se aprecia en la guardia sino también en los consultorios donde una importante cantidad de personas -como sucedía para esta época el año pasado- deben volver a casa porque no hay médicos suficientes.

Desde el hospital se explicó esta situación y se trajo tranquilidad señalando que las personas que no logran turnos en los consultorios, se atienden en la guardia, aunque ciertamente ese es apenas un paliativo.

Ayer, la intención de algunos sectores políticos de pedir la emergencia en Salud volvió a cobrar fuerzas. Ya la semana pasada el bloque de legisladores municipales del Encuentro, a través de Horacio Zamataro había manifestado su intención de pedir la declaración de Emergenci de la Salud Pública y antes de eso lo había hecho el justicialismo a través de Mariano Arceo.

El hospital de Catriel fue durante mucho tiempo el centro de los comentarios y críticas. Pero desde la llegada de la actual directora en diciembre del 2003, las cosas habían cambiado notablemente en cuanto al funcionamiento. Pero fue sólo un veranito.

El propio ministro de Salud, Francisco Buzzo, se mostró preocupado en su última visita a esta ciudad, dado que era necesario encontrar nuevos profesionales para el hospital de Catriel, lo que no resulta nada sencillo con sueldos poco atractivos y alquileres excesivamente altos en esta ciudad. El otro problema es una notoria falta de enfermeras, dado que para el sector el tema sueldos es aún menos seductor. Mientras tanto el personal está expuesto a una sobrecarga de trabajo, a punto tal que tres profesionales -los únicos que tienen obligación de hacer guardia por el momento- habrían recurrido a un recurso de amparo por estar saturados de trabajo. Es que no sólo deben hacer las guardias, sino que también tienen que hacer consultorio apenas salen de la atención de urgencias.


Comentarios


Médicos del Alto Valle para las guardias en Catriel