Médicos se niegan a responder a una denuncia

Sólo le atribuyen a Recrear motivos políticos. Argibay fue a la Justicia con las pruebas por sobreprecios y dinero sin destino cierto.



Ninguno de los médicos acusados de participar en la intermediación para la compra de remedios oncológicos y prótesis para los afiliados al Ipross ofreció respuestas concretas a la grave denuncia formulada por dirigentes del partido Recrear. Sólo le adjudicaron una intencionalidad partidaria, aseguraron que no hablarán hasta después de las elecciones y delegaron cualquier explicación en el titular de Feclir, Carlos Gigena.

Sin embargo, los candidatos de Recrear, Agustín Argibay y Jorge Gómez, dieron ayer el segundo paso. No sólo ratificaron el contenido de las acusaciones publicadas ayer en una solicitada sino que se presentaron con las pruebas documentales ante la Justicia para que investigue a fondo el convenio que liga a la obra social del Estado rionegrino y la Federación de Clínicas (Feclir).

El acuerdo denunciado es el que obliga al Ipross a desembolsar más de 400.000 pesos por mes a Feclir a cambio de la provisión de los insumos para los afiliados enfermos de cáncer. La irregularidad estaría dada en que el costo real de los medicamentos sería muchísimo menor que el efectivamente pagado cada mes. La acción judicial de Recrear apunta entonces a conocer quiénes se quedan con la diferencia entre el dinero que abona el Estado y el percibido por la firma proveedora de los remedios: $ 260.000.

A pesar de los datos que contenía la solicitada, el presidente de la Federación de Clínicas y Sanatorios Privados de Río Negro, Carlos Gigena, fue esquivo a contestar preguntas ayer a este diario, argumentando que "no queremos entrar en la campaña mediática de Recrear".

"Después de las elecciones se hablará. El fin último es llevar votos a su partido y nosotros no queremos entrar en ese juego", sostuvo el titular de la entidad que nuclea a los nosocomios privados de la provincia.

"Río Negro" insistió en conocer precisiones a los detalles de la solicitada y la sospecha de un accionar ilegal por parte de dirigentes de Feclir, a lo que Gigena repitió: "Todo está en manos de los asesores legales y por el momento no habrá más expresiones al respecto. Semanas atrás nosotros hicimos pública nuestra postura a través de una solicitada y enviamos una carta documento a la gente de Recrear. Más tarde, cuando pasen las elecciones, ofreceremos más detalles", agregó el dirigente médico.

Lo único que dijo en concreto Gigena fue que las afirmaciones vertidas en la soli

citada son falsas, pero cuando se le preguntó por qué, sólo repitió que mientras dure la campaña electoral por la gobernación de Río Negro la entidad no intervendría públicamente en el caso.

Por su parte, Argibay ratificó en todos sus términos la solicitada publicada ayer por este diario y le restó relevancia al momento político. "Qué importancia tiene que estemos en campaña electoral si la denuncia es concreta, con cifras y nombres que se pueden investigar. Los que le atribuyen intencionalidad política a la denuncia en realidad eluden la respuesta.

Es llamativo el silencio que sobre el tema mantuvieron los candidatos a gobernador. Arriaga no se interesa por el tema y tendría que decir qué opina, lo mismo que el gobernador Verani, porque en el medio el perjudicado es el Ipross".

Argibay dijo que "ahora todo está en manos de la Justicia. Mientras, nosotros insistiremos en que se aclare este negocio que implica un altísimo costo para la provincia".

En este sentido, Arriaga aseguró a "Río Negro" que nada tiene que ver con posibles irregularidades entre Feclir y el Ipross. También negó ser parte del negocio de la salud en la provincia, sector que abandonó cuando dejó de ejercer como médico, hace ocho años (ver aparte).

En tanto, la diputada Elisa Carrió, a quien iba dirigida la solicitada, dijo a este diario: "No quiero hacer ninguna expresión sobre una cuestión que es netamente electoral... no, no voy a hablar del tema", respondió amablemente.

Luego reconoció que había leído la publicación y cuando se le preguntó si las imputaciones no le generaban dudas acerca del apoyo a la candidatura de Arriaga para la gobernación rionegrina, aseguró sonriente: "de ninguna manera, acá el único problema que hay lo tiene Recrear".

Más tarde, en un programa de TV, aseguró que la denuncia de Recrear "es una forma banal de hacer política".

La opinión que no pudo ser conocida por "Río Negro" fue la de Adriana Gutiérrez, titular del Ipross. Los inconvenientes en el servicio de telefonía celular hicieron imposible concluir una entrevista que duró apenas unos segundos.

Por otra parte, el caso fue muy comentado en la comunidad médica de la región. Un afiliado al colegio roquense -entidad que se caracterizó en los últimos años por oponerse tenazmente a los criterios de la Federación Médica y ya no forma parte de ésta- entendió que el presunto sobreprecio en oncológicos podría ser en realidad una compensación derivada del bajo precio de la cápita correspondiente al convenio firmado para la atención en los nosocomios.

El silencio de los médicos de Feclir hizo imposible confirmar o descartar esa versión, lo cual también constituiría una irregularidad. (Redacción Central)


Comentarios


Médicos se niegan a responder a una denuncia