Médicos veterinarios, los que ayudan a los sin voz, también celebran su día

Es en conmemoración del comienzo de las carreras universitarias de Agronomía y Veterinaria, en 1883 en la escuela agrotécnica y veterinaria Santa Catalina ubicada en Llavallol, provincia de Buenos Aires.





Cada 6 de agosto se festeja el Día del Veterinario, pero pocas personas conocen el acontecimiento que instituyó esta fecha, compartida también por los profesionales del sector agropecuario, como Ingenieros Zootecnistas, Ingenieros Agrónomos e Ingenieros en Producción Agropecuaria.

“En un día en la clínica pueden entrar casos  de los más variados. Desde vacunas, a consultas sencillas, o mascotas con problemas digestivos, de piel, respiratorios, traumatismos, perros accidentados. El día a día es variado, no sabés qué te va a tocar”, cuenta Nicolás Carrillo, médico veterinario de Roca.

Nicolás comenzó a ejercer en 2005, poco tiempo después de haberse recibido en La Plata junto a su esposa. “De chico siempre estaba en la veterinaria con mi viejo, era algo de casi todos los días” y se decidió por esta carrera “porque me gustaba el tema de cirugías”, cuenta.

Una práctica diaria en la Universidad de Veterinaria de Choele Choel.

“Por la cuarentena nos tuvimos que adecuar a los protocolos. Aquí entra el tema de la espera, la atención de a una persona, tomamos todos los recaudos porque hay que estar cerca de la mascota y a veces el propietario tiene que ayudar a sostenerla. Se usan barbijo y guantes. La limpieza es continua entre paciente y paciente que entra a la veterinaria y también se acotaron los horarios de atención”, dice Nicolás.

Y si de tenencia responsable hablamos, el profesional nos dice que la gente está tomando más conciencia. “La mascota es un participante más de la familia, le prestan más atención. Pero también se sigue viendo gente que tiene cachorros, estos crecen y les representan un problema. No los atienden, no los castran. Cuando se adopta una mascota hay que saber que hay que vacunarlo para evitar enfermedades, hay que desparasitarlos y todo eso insume gastos que a veces no tienen en cuenta”, continúa.

Pero al margen de lo anterior concluyó que “también deben considerar el tiempo de cuidado de la mascota, ya se a sacarlo a pasear y darle cariño. El animal siente y eso tienen que tenerlo en cuenta, el tiempo que cada persona o familia tiene para dedicarle”.


Temas

Veterinarios

Comentarios


Médicos veterinarios, los que ayudan a los sin voz, también celebran su día