Mejoraron los indicadores de la industria porcina hacia fines del 2016



#

En los últimos años, los argentinos acostumbraron su paladar a un tipo de carne que históricamente estuvo entre los menos consumidos en el país. Se trata del cerdo, que en 2016 pasó de un consumo per cápita anual de 13 a 16,5 kilos (13,5 fresco y 3 de chacinados), según datos de la Asociación Argentina de Productores de Porcinos (AAPP).

“Este aumento del consumo de cerdo se da porque en los primeros ocho meses de 2016 no subió el precio al público, mientras que las de pollo y de vaca sí aumentaron”, explica Juan Uccelli, presidente de la AAPP. “De agosto hasta ahora, el cerdo sí aumentó mucho y volvió a acercarse al valor del asado. Eso frena un poco el consumo”, advierte.

La carne de cerdo es la primera proteína animal en el mundo, al representar 44% de toda la proteína animal que se consume. El pollo el 30% y la carne vacuna 23%. Los mayores consumidores per cápita del mundo son Dinamarca y España, con 72 kilos. En la región, en tanto, Chile consume 22 kilos per cápita y Brasil, 16 kilos per cápita.

En cuanto a las condiciones para los productores, después de un primer semestre complicado, la ecuación mejoró, por la baja en el precio del maíz y una recuperación de las cotizaciones del capón. Así, la producción de carne porcina aumentó 7% el año pasado año, alcanzando 480.000 toneladas de res con hueso.

Pulso


Comentarios


Mejoraron los indicadores de la industria porcina hacia fines del 2016