Melani manifestó su “preocupación” por los conflictos sociales

Espera una resolución del enfrentamiento que recrudeció con el desalojo de la comunidad Currumil en Quillén



NEUQUÉN (AN).- El obispo Marcelo Melani dijo seguir con “preocupación” los conflictos sociales y en particular el de los mapuches y las tierras que reclaman como propias, porque “quisiéramos que esa paz social que todos anhelamos se haga realidad”.

Agregó que espera una resolución del conflicto, que recrudeció luego del desalojo a la comunidad Currumil en Quillén, cerca de Aluminé, en el marco del “respeto recíproco, con respeto por la diversidad, de cada uno y la cultura de cada uno, aceptando los valores que cada una tiene”. El prelado agregó que “para los pueblos originarios la tierra es un valor fundamental, por eso uno quisiera que se pudiera llegar a la solución de un problema que viene desde hace mucho tiempo. No es un problema nuevo”. Melani sostuvo que el único camino “que uno ve para una solución de verdad a los problemas, es el diálogo, y la voluntad específica de parte de los gobernantes y de la Confederación (Mapuche del Neuquén) de llegar a un entendimiento verdadero y favorable para todos.

“La Iglesia puede ofrecer un espacio para poder estar acompañando a muchas comunidades. Para poder descubrir cuáles son los verdaderos territorios ancestrales de esos pueblos y poder encontrar una posibilidad de superar conflictos, algunos más recientes y otros más antiguos”, dijo Melani, en una entrevista con Radio Universidad.

Ante una pregunta por el grado de conflictividad social, con la suma de los conflictos estatales, sindicales, que obstaculizan calles y rutas, Melani los vinculó con “una sociedad que ha presentado nuevas posibilidades, de una vida mucho más digna, de una vida mucho mejor, y todos la quieren conseguir. La crisis limita mucho esas posibilidades”.

En la misma línea, sostuvo que “ciertamente hay personas y empresas que tienen muchas posibilidades y las mantienen encerradas para sí mismo nada más. Esto provoca la rebelión de parte de muchos”.

No obstante, agregó que es “justificable plenamente por qué se dan los conflictos, lo que no es justificable es que no se encuentren un caminos de solución”.

Dijo que es favorable para la provincia y su población, una salida dialoguista: “Si el 10% de la población es de origen mapuche, bueno, ese 10% tiene un peso bastante grande dentro de nosotros, y tienen que poder encontrar un camino de soluciones para problemas que se están llevando adelante desde hace bastante”. La puja es por una estancia de 2.500 hectáreas que los Currumil pretenden recuperar, ya que aseguran que se trata de un territorio que les pertenece ancestralmente.


Comentarios


Melani manifestó su "preocupación" por los conflictos sociales