Menem, Corach y Franco, señalados por coimas

A tono con la confesión de Siemens, EE. UU. también asegura que el ex presidente, el ex ministro y el ex titular de Migraciones recibieron sobornos de la multinacional alemana.

El ex presidente Carlos Menem, el ex ministro del Interior Carlos Corach y el ex titular de Migraciones Hugo Franco fueron señalados por el gobierno de los Estados Unidos como destinatarios de por lo menos 2,6 millones de dólares en coimas provenientes de la multinacional alemana Siemens.

Fue un día después que esa empresa reconociera por escrito y ante la Justicia haber sobornado a funcionarios de los gobiernos de Menem, De la Rüa y Duhalde por u$s 105 millones por obtener -primero- e intentar reflotar -después- los millonarios negocios para la confección de pasaportes y DNI. Tiempo atrás, el semanario alemán Der Spiegel había dado pautas de los sobornados con iniciales: CM, CC, HF y CS. Los tres primeros se corresponden con las sospechas reveladas ahora por EE. UU.

Concretamente, ahora fue la Comisión Nacional de Valores norteamericana (SEC, por sus siglas en inglés), la que acusó a los tres ex hombres del poder, no por sus apellidos sino por sus cargos: "Entre 1998 y 1999, ejecutivos de Siemens, incluyendo el entonces CEO regional de la compañía en la Argentina, autorizaron a que se pagaran US$ 19 millones a consultores para coimas. Al menos US$ 2,6 millones fueron transferidos de las cuentas de esos consultores al presidente de la Argentina, el ministro del Interior y el titular del Control de Inmigración para obtener el contrato". Tal Comisión hizo sus revelaciones ante el juez federal Richard Leon.

De acuerdo a información obtenida por el corresponsal de "La Nación" en Washington, Hugo Alconada Mon, la SEC también afirmó que Siemens pagó 6 millones de dólares en "sobornos adicionales" a ex funcionarios y que esos pagos se extendieron entre 1998 y 2004. No obstante deja implícito que no abarcó a funcionarios de Eduardo Duhalde o Néstor Kirchner, sino que serían pagos "atrasados".

Cinco de los abogados de la SEC firmaron la declaración, que confirma que Siemens pagó más de US$ 40 millones en coimas a altos funcionarios del gobierno de la Argentina "en un esfuerzo por asegurarse un proyecto de US$ 1000 millones para producir los documentos de identidad".

En el capítulo donde refiere el anuncio de cancelación del contrato por parte del presidente Fernando de la Rúa, explica que Siemens pagó US$ 6 millones en coimas adicionales a funcionarios de la nueva administración", señala la SEC. Pero, "a pesar de sus pagos", aclara, "de todos modos el contrato fue cancelado en mayo de 2001".

Agrega que durante los siguientes cuatro años, la situación se complicó para la compañía, que comenzó a recibir "reclamos de pagos y amenazas a sus ejecutivos en la Argentina" por incumplir el pago de coimas comprometidas, pero que interrumpió dada la cancelación del contrato. Aun así, y dada la presión, "Siemens pagó más de US$ 23 millones para satisfacer esos reclamos". Especifica que la decisión de pagar sobornos se definió en la cúpula de Siemens: involucró a un miembro del directorio ejecutivo central en Alemania y su máximo ejecutivo en la Argentina y su máximo referente financiero en el país.

Según la SEC, los tres ejecutivos de la multinacional se reunieron en Estados Unidos, en 2003, con "el principal intermediario para negociar los términos del pago", que de acuerdo con los datos aportados un día antes por el Departamento de Justicia podría ser el empresario Carlos Sergi, dice "La Nación". Luego Siemens concretó el pago de US$ 9,5 millones "a través de libros de un proyecto de transmisión [de la compañía] en China sin vínculo [con la Argentina]". "Otros pagos fueron hechos a través de cuentas bancarias norteamericanas basadas en facturas ficticias por servicios inexistentes, en conexión con el proyecto de los documentos de identidad y otros proyectos en la región, incluyendo a un ex ministro y miembro del Congreso argentino."

Ayer, el presidente de Siemens SA, Enrique Antonio Genzone, envió una carta al ministro Julio De Vido, donde comunica el pago de sobornos admitido sucedió "exclusivamente" con el contrato de los DNI que "fue celebrado" el 6 de octubre de 1998 en la gestión de Menem y rescindido en la administración de la Alianza, el 18 de noviembre del 2001, y que no vincula los proyectos desarrollados desde el 2003. (Redacción Central/Fuente "La Nación").


Comentarios


Menem, Corach y Franco, señalados por coimas