Menos mal que es el arquero suplente...

Matías Schultz, la gran figura de Argentina durante el Mundial y especialmente en el duelo ante Suecia, tuvo un arranque muy flojo en el duelo de ayer. En uno de los penales chilenos ingresó el Fernando García y cuando la mayoría pensó que era sólo por la “pena máxima”, ocurrió todo lo contrario y el “Negro” siguió abajo de los tres palos. ¿Cómo siguió la historia? García la rompió, hizo un partido perfecto y fue uno de los pilares de la clasificación. Apareció en los momentos más débiles del equipo y tapo dos penales. Lo bueno: cada atajada fue festejada como propia por Schultz y al final se fundieron en un abrazo. Arqueros, hay de sobra...


Comentarios


Menos mal que es el arquero suplente…