Messi va por un tercer Balón de Oro



#

Líder indiscutible de la mejor generación de la historia del Barcelona, que este sábado se proclamó campeón de Europa ante el Manchester United (3-1), el argentino Lionel Messi volvió a ser el líder del equipo y lo tiene todo a favor para lograr este año un tercer Balón de Oro.

Tiene ya tres títulos europeos con los azulgrana (2006, 2009, 2011) y ha sido elegido oficialmente mejor jugador del mundo en los dos últimos años, un galardón honorífico en forma de balón dorado que parece en una buena situación para lograr por tercer vez.

Tradicionalmente, los éxitos deportivos con un club son muy tenidos en cuenta a la hora de las votaciones de los premios al final de cada año, por lo que la gran campaña de Messi con el Barça, con el ‘doblete’ Liga española-Liga de Campeones, parece situarle en el número uno de los favoritos.

En 2009, el gran año del Barça le catapultó a su primer Balón de Oro -además del extinto FIFA World Player- y en enero de este año, en la gala que recompensaba los méritos de 2010 con los dos galardones ya fusionados, se impuso por segunda vez, tras ganar la Liga española.

“La verdad es que no esperaba ganarlo hoy. Ya era una felicidad estar con estos compañeros entre los finalistas”, dijo entonces, visiblemente sorprendido, tras imponerse contra pronóstico a los españoles Xavi y Andrés Iniesta, que venían de proclamarse campeones del mundo en Sudáfrica.

En la próxima ceremonia, ya no podrá sentirse tan sorprendido, porque todas las miradas estarán puestas en él, una sensación a la que ya está más que acostumbrado.

Sus números son impresionantes para un jugador tan joven y sigue batiendo récords. Esta vez, con 12 tantos en la última ‘Champions’, el de número de goles en una misma edición de la Liga de Campeones, que ostentaba con el actual formato de competición el holandés Ruud Van Nistelrooy desde 2003.

Su hambre de títulos no se queda ahí y tras la victoria de Wembley este sábado dijo que quiere más y que el Barcelona está llamado a nuevos éxitos en un futuro.

“Fuimos muy superiores hoy. Hemos sido los mejores y estoy seguro de que volveremos a tener nuevos éxitos en un futuro, se han hecho las cosas bien. Estoy contentísimo por todo lo que estamos logrando y por lo que seguro que vamos a seguir logrando”, afirmó.

Ese adolescente con problemas de crecimiento que llegó a la cantera del Barça procedente del Newell’s Old Boys siendo un adolescente, tras impresionar al entonces técnico Carles Rexach, es hoy un auténtico ídolo de masas.

Su estreno oficial con el primer equipo azulgrana tuvo lugar en un derbi ante el Espanyol en 2004 y ya entonces se le presentaba como la gran promesa de la entidad, algo que no tardó en confirmar.

En el Mundial Sub-20 de Holanda-2005 fue la estrella en la victoria de su país y en 2006 participó en la consecución de la segunda Liga de Campeones del Barça, aunque no pudo disputar la final por lesión.

Ya sin dudas sobre su talento, se fue convirtiendo poco a poco en la estrella del equipo y en 2009 fue amo y señor con un Barcelona imparable que conquistó seis títulos, entre ellos la Liga española, la Liga de Campeones y el Mundial de Clubes.

La única mancha en su hoja de servicios se refiere a la selección argentina, con la que conquistó en 2008 el oro olímpico en Pekín, pero donde no ha conseguido brillar en la absoluta con la misma intensidad que en el Camp Nou. Tras ganar al Manchester United, dijo que ya piensa en la albiceleste.

“Tengo un reto un nuevo reto, que viene pronto. Quiero ganar la Copa América”, afirmó. No tendrá que esperar mucho: Argentina acoge el gran torneo sudamericano del 1 al 24 de julio, con los locales como favoritos juntos a los campeones brasileños.

AP, por Pablo San Román


Comentarios


Messi va por un tercer Balón de Oro