México fue mucho más que Chile

Los aztecas ganaron con claridad y se tienen mucha fe para las semifinales.



PEREIRA (ANSA) – México superó ayer 2-0 a Chile y se convirtió en semifinalista de la Copa América de Colombia, demostrando una muy buen juego colectivo que lo pone en la lista de candidatos al título.

Jesús Arellano a los 17 y Daniel Osorno a los 78 convirtieron los goles mexicanos, ante unos 34.000 espectadores que se dieron cita en el estadio Hernán Ramírez Villegas de Pereira para observar el partido arbitrado por el brasileño Carlos Eugenio Simón.

México fue un justo ganador, estiró a tres victorias invicto su ventaja ante Chile en Copas América (le había ganado 1-0 y 2-1 en Paraguay “99) y consiguió en un sólo partido más goles que en toda la fase inicial, en la que apenas había señalado uno.

El seleccionado “azteca” justificó ampliamente su victoria ante un equipo chileno que careció de voluntad ofensiva en el primer tiempo y que, cuando se decidió en el segundo período, no supo cómo quebrar el sistema defensivo de su rival.

Los mexicanos, que habían derrotado 1-0 a Brasil en su debut en el torneo, van en busca de un lugar en la final con un equipo prolijo, de buen toque, pero de poco peso ofensivo.

Chile, en cambio, mostró hoy que su goleada por 4-1 ante Ecuador en la presentación de ambos en el torneo fue apenas un espejismo y volvió a dejar las mismas dudas que evidenció en las eliminatorias sudamericanas al Mundial 2002, aunque aquí haya presentado otro equipo.

México marcó la diferencia en el primer tiempo, cuando Arellano recibió una pelota en el borde del área y definió una buena jugada superando con un toque por debajo del arquero Sergio Vargas que se convirtió en el primer gol.

Hasta entonces, los mexicanos habían mostrado más que sus rivales y debieron irse al descanso incluso con una mayor diferencia. Chile prácticamente no llegó al arco rival. Tuvo sólo tres jugadas, pero ninguna de ellas llevó verdadero peligro.

Los dirigidos por Pedro García intentaron mejorar en el segundo tiempo, adelantándose en el terreno, pero la sola voluntad de Rodrigo Valenzuela no le alcanzó para torcer la historia.

El segundo tanto mexicano tardó en llegar, pero se veía venir cuando Chile comenzó a dar muestras de cansancio e impotencia. A los 72, otra vez Arellano quedó cara a cara con Vargas, pero definió mal ante la salida del arquero.

Seis minutos después, Osorno capturó un rebote en el borde del área y no perdonó, sellando el resultado del partido que pudo ser más abultado de no ser por Vargas y por la falta de definición de Miguel Zepeda, quien a los 90 construyó una gran jugada en la que dejó a tres rivales en el camino y terminó mal ante la salida del arquero.


Comentarios


México fue mucho más que Chile