México se normaliza tras el pico de la gripe A

El gobierno mexicano autorizó la reanudación de la actividad pública. Hoy reabren restaurantes y mañana los estudiantes volverían a clases. Igualmente instan a mantener medidas de prevención. Estiman que la paralización de la economía generó pérdidas por más de 2 mil millones de dólares.




#

Foto AP

México se encaminaba a la normalización de todas las actividades, comenzando el miércoles por la reapertura de unos 30.000 restaurantes en la capital del país, tras haber superado el pico de la epidemia de gripe porcina que dejó 26 muertos y 840 contagios. "Estamos regresando poco a poco a la normalidad tanto en los centros educativos como en las actividades económicas y gubernamentales", dijo el martes el presidente mexicano Felipe Calderón.

La suspensión de actividades económicas en el país latinoamericano sería de unos 30.000 millones de pesos (unos 2.300 millones dólares), equivalente a alrededor de 0,3% del Producto Interno Bruto (PIB), señaló el martes el ministro de Hacienda, Agustín Carstens, en rueda de prensa.

A su lado, el ministro de Salud, José Angel Córdova, dijo que los casos de contagio se elevaron de 766 a 840 y se mantuvo en 26 el número de decesos.

El gobierno mexicano dio vía libre a la reanudación paulatina de actividades públicas al confirmar que se ha producido una curva descendente en la gravedad y cantidad de los contagios y los decesos, el último de los cuales se reportó el 29 de abril, pero insistió en mantener las medidas de prevención.

Córdova confirmó una "tendencia descendente para casos sospechosos y confirmados" ya que "no se ha observado un crecimiento ni geométrico ni exponencial", aunque dijo que ello no significa que se relajen las medidas de prevención.

El gobierno de la capital, el foco de la epidemia con 20 de los 26 decesos, advirtió que los restaurantes volverán a levantar sus persianas el miércoles bajo ciertas condiciones, tras ser cerrados el 28 de abril por ser posible foco de contagio.

Las limitaciones para reabrir los restaurantes abarcarán medidas tales como observar una distancia de 2,25 metros entre mesas y que en un espacio de 10 metros cuadrados no se ubiquen más de cuatro personas.

Un día después volverán a clases los estudiantes del nivel superior y también serán reabiertos los museos, centros religiosos y bibliotecas y el lunes se completará el retorno a la actividad escolar con los cursos inferiores.

Las clases en todos los niveles habían sido suspendidas desde el 28 de abril, salvo en la capital, que estableció la medida dos días antes. Sin embargo, los bares, discotecas y el fútbol volverán a recibir gente sólo cuando el alerta que sigue el gobierno capitalino baje a nivel moderado, en fase 2, actualmente en tres sobre un máximo de 4.

Todas esas medidas fueron adoptadas por las autoridades para evitar las aglomeraciones, consideradas el foco principal de contagio de la nueva gripe A (H1N1). Al detallar el perfil social de los enfermos, Córdova explicó que las tendencias de contagios por género se están estabilizando y ahora el 50,6% de los casos corresponden a mujeres y 49,4% a hombres, mientras que por edades el grupo más afectado es el de los menores de 19 años, con 51,5% de los casos.

En un mensaje a la nación, la noche del martes, Calderón consideró que México "ha encabezado la batalla global contra este nuevo virus, porque la primera línea de defensa se está librando en las clínicas y hospitales del país y por médicos mexicanos".

Hasta el momento en todo México hay 840 contagiados por el nuevo virus H1N1, el país más afectado, seguido de Estados Unidos, donde la epidemia se siguió propagando con 286 casos en 30 Estados, sobre un total de 1.419 enfermos en 21 países.

Calderón expresó además su "más enérgico rechazo" por medidas que algunos países han tomado contra sus compatriotas a raíz de la gripe porcina que dejó 26 muertos en su país, el mayor número a nivel mundial.

Agencia AFP

 

 


Comentarios


México se normaliza tras el pico de la gripe A