México también recurre a militares



MEXICO.- El gobierno mexicano inició un operativo de seguridad en el que intervendrán militares a fin de combatir a la delincuencia organizada en el estado de Baja California (noroeste), fronterizo con Estados Unidos, anunció ayer el secretario de Gobernación (Interior), Francisco Ramírez.

En esa región fronteriza "los índices delictivos han crecido exponencialmente con lo que el operativo pretende acabar con la impunidad de los delincuentes que ponen en riesgo la seguridad de las familias mexicanas", apuntó Ramírez.

El operativo se realizará con 3.296 efectivos de seguridad, de los cuales 2.620 pertenecen al ejército y 162 a la Marina, mientras que el resto pertenecen a la Policía Federal Preventiva (PFP) y a la Agencia Federal de Investigación. "Esta es una lucha que irá avanzando paso a paso, y no se escatimarán los recursos para combatir a la delincuencia", agregó el ministro, quien explicó que las medidas de seguridad se centrarán en la fronteriza ciudad de Tijuana (que da nombre al operativo).

El Ejército realizará operaciones en siete áreas de esa metrópoli que tienen los mayores índices de delincuencia. Asimismo, efectivos de la PFP realizarán controles de revisión móviles "privilegiando el elemento sorpresa" para combatir la venta de drogas al menudeo y el tráfico de personas, dijo por su parte el secretario de Seguridad Pública, Genaro García. Igualmente, la Marina aportará una patrulla oceánica con helicópteros y lanchas rápidas que se encargará de inspeccionar en alta mar embarcaciones nacionales y extranjeras.


Comentarios


México también recurre a militares