Desde Guatemala, un testimonio de amor y compromiso con los animales

El refugio Entre Huellas queda a pocos kilómetros de la capital nacional. Alberga muchos perros, pero también gatos, tortugas, peces y cuanto “bicho” abandonado ande por ahí.

Desde Guatemala, un testimonio de amor y compromiso con los animales

El refugio Entre Huellas queda a pocos kilómetros de la capital nacional. Alberga muchos perros, pero también gatos, tortugas, peces y cuanto “bicho” abandonado ande por ahí.

En Guatemala, a pocos kilómetros de la ciudad capital, más precisamente en San José Pinula, existe una granja que funciona como refugio de muchos animales callejeros, abandonados y desprotegidos. Entre Huellas es una asociación sin ánimo de lucro, cuyo objetivo es salvar, recuperar, proteger y buscar nuevas oportunidades para los animales abandonados.

Conocé esta apasionante historia que protagoniza Wendy Carrillo, la dueña del lugar, quien la compartió con “Río Negro”.

Wendy (40) es psicóloga industrial de profesión, según cuenta, aunque también se instruyó en psicología canina y enfermería veterinaria. “Toda esta preparación es para colaborar con ellos”, comienza el relato.

“Soy vegetariana desde 1999, siempre amé a los animales” -hace hincapié en eso- y continúa refiriendo que trabajó 20 años en actividades relacionadas con Recursos Humanos, pero la vida le dio un revés inesperado “al sufrir un accidente automovilístico en el 2004, cuando regresaba de Houston, EEUU, junto a mis padres; habíamos ido a visitar a mi hermano” explica pausadamente. Y posteriormente, otras vivencias personales difíciles como su divorcio.

El predio de la granja tiene instalaciones especiales para los perros y otros animales

“A raíz de eso muchas cosas cambiaron y replantearon mi vida”, reflexiona.

“Posterior a mi accidente, en el 2006, decidí comprar la granja para convertirla en un refugio. Hice un cambio muy profundo -continúa- y me dediqué a ayudar a los más desprotegidos e inocentes”.

El día a día en su granja

“El día en la granja comienza desde muy temprano, con el cantar de los gallos”, enfatiza.

“El trabajo comienza a las 6 am – continúa- que es cuando los perros salen afuera, hasta que quieren ir a dormir para el día siguiente”, resume Wendy. Su hermano Edgar, que también vive en el lugar, es quien la ayuda con la atención de la granja.

El hermano de Wendy es su colaborador más estrecho.

“Tengo seis gatos, los cuales rescaté de un camión de la basura” -aclara-. “También peces, algunas tortugas que se acercan de la naturaleza y conejos”.

”Las rescatistas me dejan a los perros y algunas me colaboran con (alimento) concentrado -dice- y sólo dos colaboran con más insumos”.

“Nos sustentamos únicamente con el apoyo de la gente, con nuestros socios, padrinos y voluntarios”.

Entre Huellas es atendido por los voluntarios que se ocupan de las tareas de limpieza, alimentación, suministrar la medicación indicada a aquellos animales que lo requieran, acompañarlos y devolverles la confianza que han perdido en el ser humano.

Los perros permanecen en libertad durante el día.

Hospedaje de mascotas

El refugio brinda también el servicio de “hospedaje de mascotas” que es rentado. “Aunque muchas veces pasa que los traen de hospedaje y luego me dicen que ya no pueden tenerlo, pues entonces quedan aquí, no puedo decirles que no”, cuenta la propietaria del predio. “También en algunos casos me piden ayuda con el adiestramiento de sus perros”, prosigue.

“En mi refugio se les permite la libertad siempre, así como la socialización con sus nuevos amigos, sean grandes o pequeños”, enfatiza.

Wendy tiene hoy 33 juguetones y amigables perros viviendo en su granja. De estos, varios son llevados por rescatistas, en situación de guardería, “son huéspedes” -describe- que para ella significa un ingreso extra para poder mantener al resto.

En cuanto a los perros “todos tienen una vida feliz. Se mantienen afuera hasta que me piden entrar”, relata.

P. ¿Qué significan los perros en tu vida?

R. “Son una luz tan grande que ilumina mi vida. Dios, me bendijo con esto”.

La casa refugio exclusiva para los canes.

Wendy arma algunas cuchas para los que solo se acercan a descansar y luego siguen su camino. “También trato de comprar algunas medicinas para tener y ayudar inmediatamente ya sea a los que viven aquí o los que veo afuera lastimados”, explica.

“En cuanto a las castraciones, hay que pagarlas; entonces generalmente se pide apoyo para conseguir la ayuda y realizarlas”, puntualiza. Algunos veterinarios colaboran.

Los domingos recibe visitas de personas que se acercan para jugar con los perros, otros se conectan vía redes sociales para conocer el lugar o por alguna adopción.

El papel del Estado

En Guatemala, país centroamericano que limita con México, Belice, Honduras y El Salvador, existen leyes con respecto al maltrato animal aunque los municipios allí no solventan castraciones gratuitas.

En el parque hay instalaciones para juegos.

Las denuncias por maltrato, según refiere la mujer, se realizan a través de un formulario, con videos, fotos y toda clase de pruebas que se tengan a mano.

Las castraciones se realizan con veterinarias particulares y cuestan poco más de 680 pesos argentinos (250 quetzales que es la moneda guatemalteca o unos 35 dólares).

Remedios caseros

Wendy comparte algunos trucos propios que emplea con los animales para aliviarlos sin recurrir a la medicación. Como antiséptico, por ejemplo, les coloca vinagre de manzana, con bicarbonato y agua, “esa mezcla ayuda con pulgas y garrapatas”, explica.

Para los estados gripales o carrasperas de garganta, Wendy apuesta a lo natural y les da limón con miel y agua, “eso limpia el cuerpo internamente”, comenta.

Si te interesa esta historia y querés colaborar, podés hacerlo a través de la página de facebook: Refugio de Animales / Entre Huellas.

Datos

Entre Huellas es atendido por los voluntarios que se ocupan de las tareas de limpieza, alimentación, suministrar la medicación indicada a aquellos animales que lo requieran, acompañarlos y devolverles la confianza que han perdido en el ser humano.

Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora