La asociación protectora de Allen hace honor a una perra callejera

Juana, una pichicha y “callejerita” muy querida inspiró el nombre de la fundación que ayuda a aquellos animales que fueron abandonados.

La asociación protectora de Allen hace honor a una perra callejera

Juana, una pichicha y “callejerita” muy querida inspiró con su nombre a la fundación que ayuda a aquellos animales que fueron abandonados.

Juana, que supo ser -mientras vivía- la perra callejera más vieja de Allen y también una de las más conocidas por los vecinos, dejó como legado su nombre a una fundación sin fines de lucro que se ocupa del bienestar de los animales, en especial aquellos que han sido abandonados.

“Juana ACPRA”, Asociación Protectora de Animales de Allen, es una institución que funciona hace diez años y son muchos los logros que exhibe, dicen sus integrantes, conseguidos con esfuerzo como todo lo que se considera valioso o importante.

Fue creada con el compromiso de aliviar los padecimientos de la fauna urbana, en especial de los perros abandonados, rescatar cachorros en peligro y darlos en adopción responsable.

El rescate y adopción de cachorros es uno de los compromisos de ACPRA.

Susana Michetti y Gabriela Sánchez son la presidenta y vicepresidenta de la asociación, respectivamente.

Cuando comenzaron, el principal objetivo eran las castraciones y lograr la mayor cantidad de adopciones posibles.

La Municipalidad les aporta la suma de $ 4.000 mensuales con lo que cubren la mitad de los gastos, según dice Susana Michetti. Y prosigue “el resto se obtiene con el aporte por donaciones y con actividades como ferias, venta de tortas, tortas fritas, rifas, desfiles de mascotas, etc.

Por otro lado, Gabriela Sánchez, vicepresidenta continúa: “La fundación se enfoca más que nada en los animales abandonados y callejeros. También se ocupa del rescate de equinos, a los que se reubica en trabajos de equinoterapia”.

Juana ACPRA Allense también ofrece ayuda a las personas que tienen mascotas y no están en la mejor situación económica. Los asisten posibilitándoles acceder a descuentos veterinarios, vacunas, nexos para tratamientos, radiografías, etc., de modo que puedan abonarlos en cuotas, con tal de colaborar en la situación del animal, explica Susana.

En la esquina de la municipalidad, los sábados, Juana ACPRA recibe aportes en dinero y especies.

Si estás interesado en contactarte con ellos, todos los sábados los podés encontrar en la esquina de la municipalidad de Allen, sobre calle Tomás Orell, a partir de las 18. También tienen una página en Facebook.

Ahí mismo podés adoptar o contribuir con alimento para perros, gatos, mantas, cuchas o juguetes.

Redacción “Río Negro”


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora