Michael Kors insiste: primavera-verano 13 será optimista, retro y colorista

La diseñadora Michel Kors reitera el mensaje esencial de esta pasarela: en Estados Unidos la primavera-verano de 2013 será optimista, gráfica, retro y coloreada.

En un ambiente típico de un espectáculo, donde se tratan de aprovechar al máximo los últimos grandes desfiles de la Semana de la Moda neoyorquina, la cita con uno de sus creadores más experimentados y respetados, Michael Kors, tenía todo lo necesario para una gran puesta en escena.

Los principales redactores jefe del mundo de la moda estaban allí, pero en primera línea se encontraban también grandes estrellas. La llegada de Michael Douglas y Catherine Zeta-Jones provocó, sin quererlo, una pequeña multitud en las primeras filas de invitados en la sala del Lincoln Center.

Pero el verdadero espectáculo comenzó con la llegada, a la vez, a la pasarela de los primeros modelos masculino y femenino.

Kors presentó una colección de líneas clásicas y detalles minimalistas lleno de azules, verdes y rojos y el más blanco de los blancos.

Abriendo el desfile un body azul y rojo con rayas náuticas al que sigue una falda por encima de la rodilla con una provocativa raja cuya apertura llega hasta la cintura y la divide en dos en la parte delantera. Tras ella, siguen deslumbrantes gabardinas blancas, vestidos camisola de espaldas abiertas, e, incluso, conjuntos que dejan el ombligo al aire.

Rayas como las de Marc Jacobs, pero también estampados gráficos, al estilo Mondrian/Yves Saint-Laurent, a veces marítimos y resplandecientes, rojos escarlatas, amarillos chillones, verde manzana o azul eléctrico.

Una mujer rubia avanza, segura de ella misma y del poderío de sus accesorios, todos de colores cítricos: grandes lentes, estrecho cinturón amarillo de cuero y un pequeño bolso de mínimas asas. Su pantalón azul marino, chic y ceñido al cuerpo se ve realzado con franjas de colores amarillo y blanco de tamaño variable desde la tibia a los tobillos.

Los hombres no se quedan atrás e igualan el espectáculo en la pasarela con trajes ostensiblemente bicolor, azul marino y eléctrico para unas chaquetas largas y estructuradas, con pantalones tobilleros de color blanco en su parte delantera y azul en la trasera.

Seductores conjuntos mini y tops en cuero perforado blanco, amarillo o negro, o pantalones cortos verdes y ligeras faldas de lentejuelas, con cinturones y zapatos dorados que complementan el atuendo. Y los trajes de baño de una pieza, como los vistos en el desfile de Marc Jacobs el martes, elementos esenciales inspirados en el siglo precedente, elegante y retro, disimulando el cuerpo femenino, desde el pecho al bajo de la cadera.

“Rayas gráficas, tonos atrevidos y glamour geométrico... Tonos audaces de sol, palmeras y cielo”, escribió Kors en Twitter describiendo su apuesta para la primavera-verano 2013.

El diseñador incorporó una retransmisión en directo en streaming (que se puede ver mientras se descarga) de su desfile en internet, y dejó que la cámara le siguiera entre bastidores, revelando sus nervios antes del espectáculo cuando se mezclaba con las top models y los estilistas.

“Optimista. Glamour”, se leía en un poster en los bastidores para inspirar a las modelos. “Eres atrevida, segura e irradias un aire chic. Camina recto y fuerte, y recuerda que eres la envidia de todo el mundo en la sala. Que tengas un gran desfile”.

Kors tiene razones para sentirse optimista. Su marca ha ido creciendo de manera ambiciosa más allá de Estados Unidos y ha hecho que el valor de la compañía de más de 30 años de antigüedad se doblara tras su salida en bolsa en diciembre de 2011.

Poco antes del final, las redactoras de moda se alborotan ante una serie de vestidos largos de noche de crepé negro, que dejan al descubierto piel aquí y allá a través de un juego de efectos geométricos y de cierres de cremallera, antes de que el juego de luces marque el fin de la representación. Es posible que este modelo vuelva a verse en la alfombra roja en alguna entrega de premios de la temporada.

Al ser encontrado brevemente en los pasillos a través de la nube de fotógrafos y de los avezados bloggers, Michael Kors revela a toda voz a la AFP la palabra clave de su colección: la primavera-verano 2013 será decididamente “¡optimista!”.


Comentarios


Michael Kors insiste: primavera-verano 13 será optimista, retro y colorista