Mientras Simeone está llegando a River…

Tiene todo arreglado, menos su desvinculación definitiva del club platense.



#

El "Cholo" postergó para hoy o mañana el arreglo de su contrato con el club "millonario".

“Simeone parece el mejor posicionado…”

“Simeone es un apellido muy atractivo para River…”

José María Aguilar y dos maneras de decir lo que aún no quiere decir, pero se muere por hacerlo con estas, las palabras más directas: que Diego Simeone será a fin de esta semana el próximo entrenador de River. Ayer, el presidente “millonario” dio varios pasos en pos de sellar un acuerdo definitivo con el ¿ex? entrenador de Estudiantes, tanto en el aspecto futbolístico como económico.

En lo futbolístico, Simeone solicitó la continuidad de varios jugadores del plantel que considera fundamentales para el proceso que se iniciará el próximo 3 de enero: Fernando Belluschi, Augusto Fernández y Ariel Ortega son tres de esos nombres, en tanto que no se hizo demasiados problemas por la probable partida de Juan Pablo Carrizo, sobre todo si en su lugar puede llegar Mariano Andújar.

Claro que el alejamiento del arquero “es altamente improbable”, según indicó el tesorero Héctor Grinberg, “porque en el acuerdo que existe con Lazio, si él no consigue el pasaporte comunitario antes del 31 de diciembre, tendrá que seguir un semestre más en River”, advirtió el dirigente.

El lateral izquierdo Diego Placente está libre y quiere volver; el zaguero Sebastián Domínguez puede ser colocado en River por el grupo inversor que lo maneja y ya lo llevó al Corinthians y el delantero uruguayo Sebastián Abreu manifestó desde México que le gustaría “jugar en un club como River”.

En cuanto a Fernando Cavenaghi, actualmente en Francia, afirmó que “por la cuestión económica no hay problemas” en volver a River, ya que “la plata que quería hacer” ya la consiguió en Rusia, pero que si se presentara una oportunidad le gustaría, en un futuro mediato, jugar en España.

El más complicado es Andrés D'Alessandro, porque lo que está ganando en el Zaragoza español se torna absolutamente inalcanzable para River. Por eso el interés de Simeone por conservar a Belluschi.

Mientras todo esto ocurría en un hotel de Recoleta, en las oficinas del club Grinberg recibió un llamado de Natalia Simeone, la hermana del entrenador, contadora pública de profesión, pidiendo la postergación de la reunión para solucionar detalles de su contrato, que quedaría para hoy o mañana, ya que aún debe resolverse la situación contractual del Cholo con Estudiantes, un tema que parece bastante más difícil de lo pensado. (Télam/AR)


Comentarios


Mientras Simeone está llegando a River...