Miles de fieles de la Virgen de Luján, de Neuquén a Centenario

Los cálculos más optimistas hablan de 15.000 personas.



CENTENARIO (ACE).- Miles de fieles cumplieron nuevamente el ritual religioso y marcharon más de 15 kilómetros desde Neuquén a Centenario en el camino de la peregrinación por la Virgen de Luján. El día tibio y levemente despejado favoreció para que la caminata de los peregrinos fuera más aliviada: no hacía frío, hubo una leve brisa de aliento y la columna no debió padecer un sol despiadado sobre el asfalto, como ocurrió en ediciones anteriores.

Los fieles se quejaron por la dispersión de la marcha. Algunos consideraron que esto fue lo que hizo que “pareciera que hubo menos gente” que en las ceremonias anteriores. Mientras unos aventuraron que asistieron unos 15.000 peregrinos, para otros, el número de asistentes no llegó a los 8.000.

La ceremonia religiosa fue presidida por el obispo neuquino Marcelo Melani. La de ayer fue la peregrinación 23 de la Fe Católica en marcha por la Virgen de Luján, con el lema “caminando con María, otra patria es posible”.

El titular de la diócesis neuquina acentuó su mensaje en la necesidad de que los fieles se “aventuraran” a salir a acompañar a sus vecinos, “salir de nosotros, de nuestros problemas para ver las necesidades que también tienen otros”. Instó también a “ser capaces de transformar el mundo en que vivimos”.

La plaza San Martín de Centenario fue el lugar de encuentro para la caravana religiosa, que antes pasó por la ermita de la Virgen de Luján, ubicada sobre la ruta 7 (en las cercanías de las cabinas del peaje) a unos seis kilómetros antes de llegar a la zona urbana de Centenario.

“Yo estoy en pie desde las 5,30 de la mañana para llegar a tiempo: nos unimos a la peregrinación en Alta Barda y ahora que nos sentamos acá en el pasto de la plaza empiezo a sentir un poco el cansancio”; dijo Ana María Quinteros, una vecina de Gran Neuquén Sur que llegó para pedir mejoras en su salud y trabajo para su esposo.

Junto a ella estaba Claudia Urbina, que participó por segunda vez de esta peregrinación y que también se sumó en Alta Barda, porque vive en Cordón Colón.

Los fieles llegaron de todos los barrios y congregaciones de Neuquén capital, pero no faltaron los que se acercaron desde Plottier, El Chocón y otras localidades vecinas.

La salida se cumplió tradicionalmente desde la Catedral en Neuquén, aunque en esta oportunidad no fue compacta: un grupo que había llegado puntualmente a las 8 arrancó primero, y luego le siguió otro contingente de fieles que terminó saliendo a las 8,40.

Luego se fueron sumando contingentes en Alta Barda, en Parque Industrial Neuquén y en la zona de cabinas de peaje, los peregrinos que habían salido de Centenario llegaron al encuentro de los que caminaban desde Neuquén.

“Veníamos un poco dispersos, se vio poca gente con relación a las anteriores porque como que se venían grupos muy separados, y eso que se venía cantando también”, dijo Isabel Torres, una feligresa del barrio Belgrano, de la congregación de Sagrado Corazón de Jesús.

Munidos de joggins, zapatillas o un calzado liviano, gorritos o pañuelos en la cabeza, además del equipo de mate, fruta y sandwiches; fueron arribando de a grupos a la plaza centenariense, donde se ofició la misa que culminó con la jornada religiosa.

En la plaza los jóvenes scout ofrecieron agua mineral, alivio de primeros auxilios a quienes hubieran llagado sus pies y algunas sillas para los abuelos; en tanto no faltaron los vendedores ambulantes con sus panchos, choripanes, souvenires religiosos, helados y artesanías.


Comentarios


Miles de fieles de la Virgen de Luján, de Neuquén a Centenario