Miles de hectáreas arrasadas por el fuego



VIEDMA (AV).- Más de 40.000 hectáreas se encuentran afectadas por un nuevo foco de incendio, en el que bomberos de San Antonio, Conesa y máquinas viales de Viarse trabajaban intensamente anoche.

Los campos afectados están ubicados a la altura de Wintter, localidad ubicada entre Viedma y San Antonio distante a unos 100 kilómetros de cada una de estas ciudades. La zona está circunscripta en un radio delimitado por las rutas nacionales 250, que une Conesa con Viedma y la 3, que conduce a San Antonio.

Hasta anoche no se lograba sofocar el fuego y se temía que se extendiera a otros campos vecinos ante la rotación del viento. El foco es de tan magnitud que desde San Antonio y Las Grutas se observa una oscura nube de humo en el cielo.

El incendio se habría iniciado anteayer pero recién ayer se habría denunciado.

Hasta anoche el fuego había afectado -pero no quemado en su totalidad- los lotes de Graciearena, Mombriani, De Rege, Voté, Saco, Petrochi, LInares y Pazos, entre otros. El lote más chico tiene una extensión de 7.000 hectáreas y la mayoría son de 10.000.

Consultada Defensa Civil de la provincia se indicó que estos campos no fueron afectados por el fuego en el gran incendio que el año pasado arrasó con miles de hectáreas en esta misma zona. Esto podría también significar que el pasto es abundante en estos lotes. Anoche dotaciones de bomberos de Guardia Mitre y Las Grutas se encontraban listos para partir y sumarse al combate.

También cerca de Picún Leufú

En tanto, otras 2.000 hectáreas de campo eran arrasadas anoche en territorio neuquino, a la altura de Bajada Colorada. Esta zona se encuentra a unos 40 kilómetros de Picún Leufú, en dirección a Piedra del Aguila. Allí trabajaban bomberos de las dos localidades próximas, para sofocar un foco extendido entre los kilómetros 1.389 y 1.395 de la ruta 237.

A partir de las primeras estimaciones, las llamas se habrían originado a la vera de la ruta y fueron favorecidas por el viento que hubo durante la tarde.


Comentarios


Miles de hectáreas arrasadas por el fuego