Milosevic se entregó a la justicia tras varios disparos y lo llevaron preso



El gobierno amplió los cargos en su contra. Había dicho que sólo se entregaría muerto.

El ex presidente yugoslavo Slobodan Milosevic se ha entregado voluntariamente esta madrugada a la policía, confirmó su colaborador Branislav Ivkovic en declaraciones a la emisora radio B-92.

El ex presidente ha sido arrestado, informó la emisora citando fuentes oficiales.Unos minutos antes se oyeron cinco disparos en el complejo residencial en el que vive Milosevic.

Paralelamente, se alejaron a gran velocidad del inmueble varios vehículos.

Según la fuente anónima citada por B-92, Milosevic ha sido introducido en un vehículo y trasladado del lugar.

La residencia de Milosevic estaba asediada por la policía desde hacía más de 24 horas, mientras se celebraban las negociaciones sobre su entrega a la policía.

La policía presentó una denuncia penal contra el ex presidente por abuso de poder y desde el viernes está intentando detenerlo para que comparezca ante el juez de instrucción.

Ayer se iniciaron las negociaciones sobre su entrega pacífica, después de que en la noche pasada sus guardias privados dispararan contra los agentes que intentaron penetrar en su residencia.

Milosevic ha rechazado en varias ocasiones acatar la orden de captura después de haber dicho la madrugada pasada que no se entregaría vivo.

Poco antes de oirse los disparos, uno de los colaboradores de Milosevic aseguró que las negociaciones sobre la entrega de éste a la policía estaba avanzando bien y que "se está cerca de un acuerdo".

"Nuestro objetivo principal es impedir derramamientos de sangre y que se logre una solución a la crisis. Las negociaciones están avanzando en buen sentido y se está cerca a un acuerdo", afirmó a la agencia Beta Ivica Dacic, el vicepresidente del Partido Socialista Serbio de Milosevic.

Por su parte, la emisora belgradense BK y la emisora "Radio Index" dicen que Dacic les informó de que, según informaciones extraoficiales, se ha logrado el acuerdo sobre la entrega de Milosevic a la policía.

Un funcionario del gobierno y varios partidarios de Slobodan Milosevic habían intentado anoche en la residencia de éste convencer al ex presidente de que se entregue pacíficamente y acate la orden de detención, aseguró la televisión belgradense privada BK.

La emisora asegura que en el opositor Partido Socialista de Serbia (SPS) se ha diferenciado una "corriente" partidaria de una solución pacífica que supondría la entrega de Milosevic.

La televisión no precisó qué funcionario estatal se encuentraba en la casa de Milosevic, pero indica que por parte del SPS negocian Branislav Ivkovic y Slavica Dejanovic.

Fuentes próximas al SPS citadas por la emisora señalaron que Milosevic se ha negado "categóricamente" en varias ocasiones a acatar la orden de captura, después de haber dicho por la mañana que "no se entregará vivo" según sus voceros. Las cúpulas políticas de Yugoslavia y Serbia decidieron anoche luz verde a la operación, al señalar en una sesión de emergencia en Belgrado que no provocarán "una crisis de estado". (EFE-DPA)

Aumenta la presión de EE. UU.

Washington (EFE).- EE.UU. observa con atención el confuso allanamiento de la residencia del ex presidente yugoslavo Slobodan Milosevic, acusado de "crímenes contra la humanidad", un día antes de que venza el plazo dado por ese país norteamericano para la detención del ex mandatario.

Fuentes del Congreso aseguraron que la detención de Milosevic no será suficiente para que Washington pueda continuar su asistencia financiera al nuevo gobierno de Belgrado, e insistieron ayer, sábado, en que el ex gobernante debe ser llevado ante el Tribunal Internacional de Justicia de la Haya.

Según una ley promulgada en 2000, la Casa Blanca debe certificar ante el Congreso estadounidense ayer, 31 de marzo, que el presidente yugoslavo Vojislav Kostunica, ha llevado a cabo los esfuerzos necesarios para detener y entregar a Milosevic y a varios de sus ex colaboradores al Tribunal de la Haya.

De no ocurrir esta certificación, cuya decisión anunciará la Casa Blanca el lunes próximo, Washington se negaría a entregar a Belgrado los restantes 50 millones de dólares de una ayuda de 100 millones de dólares acordada para los programas de reconstrucción tras los bombardeos de la OTAN de 1999.

Por qué lo reclama el tribunal de La Haya

El ex presidente yugoslavo Slobodan Milosevic está reclamado por el Tribunal Penal Internacional con sede en la La Haya (Holanda) junto a cuatro colaboradores, desde el 27 de mayo de 1999, por la responsabilidad en la muerte de 300 albaneses y la deportación de otros 740.000.

El Tribunal Penal Internacional (TPI), encargado por el Consejo de Seguridad de la ONU en 1993 para investigar los crímenes cometidos en las guerras de descomposición de Yugoslavia, fue siempre visto por los serbios, y también por los croatas, como un instrumento contra ellos. Se desconoce el número exacto de acusados, aunque se supone que oscila en torno al centenar, ya que además de las listas públicas existen listas secretas para que no huyan los acusados, serbios en su mayoría.

La mayoría de los serbios considera que los albaneses huidos de Kosovo en 1999 lo hicieron como víctimas del caos en que quedaron atrapados, por un lado entre las bombas de la OTAN y, por otro, la hostilidad de unos soldados serbios que veían en ellos la causa del ataque occidental.

La Acusación del TPI reitera que se trata de un foro imparcial que culpaba a Milosevic y sus pares de la huida a Albania y a Macedonia, bajo presiones, de casi la mitad de la población albanesa de la provincia serbia de Kosovo, en su mayoría separatista.

De esas y otras cosas quiere hablar con Milosevic el Tribunal de La Haya si un día la Justicia serbia lo entrega, con grandes probabilidades de que acabe en la cárcel de Scheveningen.

Milosevic está acusado de "violación de leyes de guerra" y de "crímenes contra la humanidad", pero no llegó a serlo por genocidio. Para ser "genocida" se le exige a un crimen la intención de "destruir en todo o en parte un Grupo étnico, racial o religioso". Por ello, habría que imputar a los serbios, además de la expulsión de 740.000 albaneses, intentar destruirlos como Grupo étnico. Milosevic no es acusado directamente de las atrocidades, pero tiene la responsabilidad de estar al final de la cadena de mandos. (EFE)


Comentarios


Milosevic se entregó a la justicia tras varios disparos y lo llevaron preso