Ministro brasileño habría informado sobre enfermedad de Evo



SECRETOS DE EE.UU. REVELADOS

El ministro brasileño de Defensa, Nelson Jobim, informó al gobierno de Estados Unidos a comienzos de 2009 sobre un “grave tumor en la región del septo nasal” que padecería el presidente de Bolivia, Evo Morales, revela un documento de la embajada estadounidense en Brasilia filtrado por la web Wikileaks. En el cable con fecha del 22 de enero de 2009, cuyo tenor fue reproducido hoy por el diario brasileño “Folha de Sao Paulo”, el entonces embajador de Estados Unidos en Brasilia, Clifford Sobel, afirma que se enteró de la enfermedad del mandatario boliviano durante una conversación con Jobim “posterior a una reunión presidencial del 15 de enero, en La Paz”, entre Morales y el presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva. El nombre de Jobim es mencionado con una advertencia entre paréntesis -la palabra “protegido”-, que indicaría que el embajador solicitaba a sus superiores que mantuvieran reserva de la fuente. Según Sobel, en este encuentro Jobim “confirmó un rumor anterior según el cual Morales padece de un grave tumor en la región del septo nasal”, y dijo que “Lula había ofrecido a Morales un examen y tratamiento en un hospital de Sao Paulo”. “Aunque informes públicos afirman que Morales necesita una operación a raíz de una ‘sinusitis aguda’ y una otitis y dolores de cabeza, según Jobim sus problemas en realidad son causados por un serio tumor y la cirugía será un esfuerzo por removerlo”, afirma el documento. El cable agrega que el tratamiento debió ser postergado porque Bolivia enfrentaba en ese entonces un delicado momento político, ante la celebración de un referéndum constitucional el 25 de enero, y que, según Jobim, el tumor “podría explicar por qué Morales demostró estar desconcentrado y diferente al usual en esa y en otras reuniones recientes”. En efecto, Morales se realizó a comienzos de 2009 una septoplastía para corregir el tabique nasal. La intervención fue realizada por médicos cubanos y bolivianos, y las informaciones suministradas por el gobierno boliviano no confirmaron en ningún momento que se tratara de un tumor. Al contrario, el ministro de Salud boliviano, Ramiro Tapia, sostuvo en la época que la operación se destinó a corregir un desvío nasal que provocaba molestias permanentes y fuertes dolores de cabeza al presidente boliviano. DPA.-


Comentarios


Ministro brasileño habría informado sobre enfermedad de Evo