Misterio en torno de los evadidos de Roca

El juez admite que hay poco personal en el Penal.



#

Los rastrillajes se extendieron tanto en la zona norte de Roca como en otras localidades de la región.

Gentileza “La Super Digital”

ROCA (AR).- No aparecen. A pesar de las intensas búsquedas que se realizaron, no sólo en Roca sino también en distintas localidades del Alto Valle, los dos peligrosos delincuentes que se fugaron el martes a la madrugada de la cárcel de esta ciudad hasta anoche no habían logrado ser recapturados.

Ayer el propio juez de Ejecución Penal 2, Juan Pablo Chirinos, consideró que la evasión podría ser producto de la escasa cantidad de personal de seguridad que presta servicios en el Establecimiento de Ejecución Penal 2.

Ayer, efectivos de las Brigadas de Investigaciones de Roca y Cipolletti realizaron varias diligencias con perros adiestrados, los que hallaron los rastros de Alex Velázquez Barrientos y de José Antonio Zapata.

El primero está condenado a prisión perpetua por el crimen de Agostina Mazzina, ocurrido en Fernández Oro en 2009. El otro está sospechado de múltiples delitos entre los que sobresalen el crimen del odontólogo de Cipolletti Héctor Parlanti, y el asalto y abuso sexual de una turista a principios de año.

Tras el trabajo de los canes se pudo determinar –por ejemplo– el lugar exacto por el cual los dos peligrosos delincuentes se habrían fugado, de manera tal de finalizar con las primeras pericias que se realizaron en torno de la investigación que se realiza.

El lugar de la fuga

El lugar elegido fue la muralla este, ubicada sobre calle Maipú. A partir de allí siguieron el rastro hasta una zona ubicada en las inmediaciones de las calles América y Cipolletti.

Se allanó una vivienda y se sospecha que al menos uno de los sujetos podría haber estado en ese lugar. Pero lo cierto es que a partir de allí se perdió el rastro de los hombres por lo que los investigadores sospechan que en ese lugar se habrían subido a un auto que los sacó esa misma madrugada de la ciudad.

En tanto el juez Chirinos consideró que uno de los motivos que podría haber desembocado en la fuga de los peligrosos delincuentes es el escaso personal de seguridad.

El magistrado aseguró que resulta sumamente difícil controlar a 300 internos con apenas entre 5 y 7 efectivos que realizan la vigilancia en los paredones perimetrales.

Cayó otro evadido

La Brigada de Investigaciones de Roca logró detener ayer a un joven de 18 años que era intensamente buscado por varios hechos delictivos.

El sujeto, de apellido Echegaray, fue hallado en una pieza que alquilaba en Defensa al 3.000. A su lado se encontraban otros tres personas –entre ellas un menor– quienes también fueron trasladados a la sede de la Comisaría 21.

En el lugar también encontraron tres armas de fuego con sus respectivas municiones y una moto 110 cc. que habría sido robada en el casco céntrico de la ciudad hace un mes, en una causa que investiga personal de la Comisaría Tercera.

El sospechoso era intensamente buscado por la Justicia por varios robos, pero también habría participado de otros delitos graves ocurridos en la ciudad en los últimos meses.


Comentarios


Misterio en torno de los evadidos de Roca