Misteriosa muerte de un soldado en cuartel cordobés

La madre de la víctima aseguró que estaba desfigurado. El fiscal pediría otra autopsia. La versión que se brindó desde el Ejército es que sufrió un "ataque de asma".



#

El general de brigada Gustavo Gabriel Schurlein aseguró que la muerte del soldado fue por una insuficiencia respiratoria.

CORDOBA (Télam).- Un soldado de 23 años fue hallado muerto en un predio del Tercer Cuerpo del Ejército, en Córdoba, y las autoridades militares aseguraron que el joven murió por un ataque de asma, pero los familiares denunciaron que el cuerpo presentaba signos de haber sido golpeado.

La muerte del soldado Pablo Sebastián Guevara, padre de un niño de un año, es investigada por el fiscal federal Agustín Ferrer Vega, quien dijo que solicitó los antecedentes médicos del soldado y no descartó pedir una nueva autopsia.

Guevara fue hallado muerto el sábado pasadas las 6.20 de la mañana en un predio del Regimiento de Infantería 14 de Paracaidistas, frente a la sede central del comando del Tercer Cuerpo, sobre camino a La Calera, en el oeste de la ciudad de Córdoba.

Según fuentes de la pesquisa, el muchacho fue encontrado a cinco metros de la enfermería por una patrulla que realizaba un recorrido de control en el regimiento, y tenía en una de sus manos un medicamento broncodilatador.

El comandante del III Cuerpo del Ejército, general de brigada Gustavo Gabriel Schurlein, aseguró en un comunicado que, una vez hallado el cuerpo, se hizo presente en el lugar personal del Servicio Forense Federal y de la Policía Judicial de Córdoba, quienes comenzaron con los primeros peritajes.

El jefe de ese cuerpo del ejército explicó que la autopsia reveló que el fallecimiento del soldado voluntario que había ingresado a la fuerza hace tres años fue consecuencia “de una insuficiencia cardiorrespiratoria”.

Esta versión fue rechazada por familiares de Guevara, quienes además de radicar la denuncia ante la Justicia Federal, dijeron que si bien el joven era alérgico no sufría de asma, y su cuerpo presentaba signos de haber sido golpeado.

Una hermana del soldado, Marta Guevara, destacó que cuando el joven ingresó al Ejército no fue detectada su supuesta afección asmática y aseguró que cuando les entregaron el cadáver descubrieron que tenía la cara desfigurada y que le faltaban piezas dentarias. “Estaba morado, con golpes, rasguños”, dijo.

Graciela Frías de Guevara, madre del soldado, afirmó que su hijo estaba “totalmente golpeado, desfigurado” y que se trata de un nuevo “caso Carrasco”, en referencia al soldado asesinado el 6 de marzo de 1994 en el cuartel del Grupo de Artillería de Montaña de Zapala, y cuya muerte determinó el fin de la obligatoriedad del servicio militar. Los familiares de Guevara solicitaron ante la Justicia Federal la realización de una nueva autopsia, ya que, dijeron, al cuerpo le faltaban dientes, tenía cortes en los labios, hematomas en la cara y presentaba hundimiento de cráneo.

La mujer aseguró en declaraciones a radio La Isla que su hijo “no sufría de asma” aunque sí era alérgico, no obstante le dieron aptos los estudios que le practicaron para ingresar al Ejército.

La madre del voluntario relató que su hijo fue hallado por unos soldados que vieron un bulto y advirtieron que se trataba de Guevara, que “al parecer había salido disparando de su habitación que estaba a unos 50 metros de la guardia para pedir auxilio”.


Comentarios


Misteriosa muerte de un soldado en cuartel cordobés