MIX

#

El ritmo incesante de partidos hace que algunas madres pasen muchas horas en las canchas de la región. En el Luis Maiolino una ellas, como si estuviese en el living de su casa, le preparó con tranquilidad la 'leche' a su bebé que estaba hambriento a media tarde. Una imagen enternecedora y una muestra más de que este tipo de eventos fomenta el acercamiento de las familias a los estadios. Después de varios días viendo jugar a los chicos, los más grandes no se aguantaron más y armaron un 'picadito' en el Luis Maiolino. Fue entre organizadores, periodistas que están cubriendo el torneo y varios padres de los jugadores. El clima del partido fue amistoso, pero por momento se puso más 'áspero' cuando se vieron algunas faltas fuertes.


Comentarios


MIX