Moderada satisfacción en las industrias tras los anuncios

Si bien los industriales consideran "buenas" las medidas, estiman que son insuficientes. Ven como positivo el hecho que se deje el piloto automático y se generen políticas activas. Piden precisiones sobre la implementación del paquete.



BUENOS AIRES.- La industria manifestó ayer una moderada satisfacción por los anuncios realizados por el gobierno en beneficio del sector, y varios de sus máximos representantes señalaron que "las medidas son buenas pero no suficientes" para reactivar la actividad.

En esa línea se expresaron el secretario de la UIA, Ignacio de Mendiguren; el presidente de Fiat Auto Argentina, Vicenzo Barello; y los titulares de ADIBA, Julio Massara; y de CAEBO, Raúl Lamacchia.

De esta manera, los dirigentes fabriles opinaron sobre lo que aconteció en la noche del martes durante la celebración del Día de la Industria, cuando el ministro de Economía, José Luis Machinea, anunció la aplicación del Compre Nacional, que otorga preferencia a las firmas locales en las compras del Estado y las empresas privatizadas.

Asimismo, Machinea oficializó la decisión del gobierno de financiar el pago hasta en cuatro meses del servicio de suministro energético para las pymes.

De Mendiguren sostuvo que si bien hubiera deseado una mayor participación de las empresas nacionales en las preferencias del Compre Nacional, la medida constituye "una señal de que el Ministerio de Economía no aplicará el "piloto automático", como la gestión anterior".

Consultado sobre con qué puntaje calificaría los anuncios de Machinea, el dirigente fabril indicó que "le pondría un 9", pero puso de relieve que "lo más importante es que son señales de que se busca la reactivación".

En ese sentido, señaló que "lo que el gobierno ha dicho es que está dispuesto no solamente a administrar la crisis, a no aplicar únicamente el piloto automático como pasó en los últimos años, sino a hacer cosas como todo el mundo".

"Por supuesto, aspirábamos a tener una mayor participación, una mayor preferencia, pero lo que ha salido por lo menos está reglamentado, están poniendo en vigencia lo que existía, no altera los derechos adquiridos de nadie y solamente procura generar más empleo en la Argentina", sostuvo De Mendiguren.

Por su parte, Barello, afirmó que "con estas medidas habrá mejores condiciones para competir", pero consideró que "es imprescindible conciliar los intereses entre la industria, las empresas de servicios y el sector financiero".

El titular del Fiat opinó que los anuncios estuvieron "muy bien", porque consideró que "van a beneficiar a todas las empresas como principio, pero particularmente a un grupo muy importante de pequeñas y medianas de origen nacional que habían sido bastante golpeadas".

"Esas medidas no son todo, no representan todo lo que es necesario para que regrese la confianza, pero seguramente es un buen comienzo para que el proceso de nueva confianza de los industriales permita un relanzamiento de su actividad acá en la Argentina", afirmó Barello.

En tanto, Massara consideró que el tope mínimo de 150 mil pesos establecido para la aplicación del Compre Nacional "es demasiado elevado para las pymes", y advirtió que "si no se reglamenta cuidadosamente, este sector puede quedar afuera del beneficio del programa".

"Ahora hay que ver cómo se reglamenta el Compre Nacional. La idea nuestra es que por ahí las pymes puedan participar consorciadas como una UTE (Unión Transitoria de Empresas)", precisó el titular de ADIBA. El dirigente de la central fabril que nuclea a las empresas bonaerense consideró que "los anuncios realizados por el gobierno son un inicio", y añadió que "hay expectativas muy fuertes sobre esto".

A su vez, Lamacchia indicó que "el Compre Nacional es una medida positiva", pero consideró que "es necesario que los discursos políticos se bajen a la práctica con más fuerza".

En ese orden, sostuvo que "hacen falta medidas más fuertes en los sectores financiero y de servicios públicos, como una reducción de tasas de interés y de tarifas".

(DyN y Télam)

Desde Economía estiman que la recaudación subirá el 2%

BUENOS AIRES.- La recaudación impositiva sería este mes entre el 1,5 y el 2% superior a la de setiembre de 1999, según las previsiones del equipo económico reveladas ayer por el jefe del Gabinete de asesores del Palacio de Hacienda, Pablo Gerchunoff.

No obstante, el funcionario pidió que los números de los ingresos impositivos se miren de manera "tendencial" y que no se observe solamente "la cifra de un mes".

La solicitud de Gerchunoff se justifica en el hecho de que si, de acuerdo con sus palabras, la recaudación aumenta este mes "entre el 1,5 y el 2%", respecto de la de setiembre del año pasado, que fue de 3.921 millones de pesos, quiere decir que, aún tomando la hipótesis más optimista (dos por ciento) no llegará a los cuatro mil millones de pesos (3.999,5 millones).

De esa manera, si se la compara con el mes anterior, que fue de 4.208 millones de pesos, la caída de la recaudación en setiembre respecto de agosto rondaría el 5%. Por eso, Gerchunoff leyó "la tendencia de recaudación desde principios de año", en un intento de que, cuando llegue el momento, se tome en cuenta ese dato y no la comparación más desventajosa del mes actual contra el que le antecede, como hacen algunos funcionarios de la cartera económica cuando los números los favorecen.

"De enero a marzo, la recaudación cayó un 2,3% -señaló el jefe de asesores refiriéndose a la comparación interanual- de febrero a abril un 1%, ya en marzo-mayo fue positiva en un 1%, en abril-junio en un 6,5, en mayo julio un siete y en junio-agosto un 7,4%".

El jefe de asesores del Palacio de Hacienda señaló que "estuvimos analizando el presupuesto para el 2001, que será enviado al Congreso la semana que viene".

Al respecto, y al ser consultado sobre las pautas de crecimiento o de déficit fiscal que contendrá la denominada "ley de leyes", Gerchunoff señaló: "no pregunten por los números del presupuesto, porque en este momento no los vamos a dar, los daremos en los próximos días". Gerchunoff también destacó "la cooperación que existe en el Mercosur en cuanto a la lucha contra la aftosa, en materia de políticas preventivas para evitar rebrotes".


Comentarios


Moderada satisfacción en las industrias tras los anuncios