Modificarán normativa urbanística en Bariloche

Apuntarán a la burocracia y los códigos edilicios.



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El Ejecutivo y el Deliberante municipales coincidieron en la decisión de priorizar la atención y captación de inversiones agilizando las tramitaciones burocráticos y dando coherencia a la confusa normativa urbanística.

La unificación de los códigos de Planeamiento y Edificación y la depuración de la normativa, que en muchos casos se superpone y contradice, fue demandada en reiteradas oportunidades por colegios profesionales y empresas constructoras. Aunque la presión no fue suficiente y el tema quedó postergado por la crisis económica e institucional que golpeó a la ciudad durante los últimos años.

Algunos profesionales reconocieron extraoficialmente que “la ciudad nunca tuvo una planificación adecuada y mientras no hubo obras nos dejamos estar, pero el aluvión de inversiones del año pasado desnudó una situación que se torna insostenible porque perjudica a todos por igual”.

Este grupo de arquitectos analizó la derogación del código de Planeamiento Táctico Continuo, de 1995, y el retorno al Código de Edificación, de 1980, sin llegar a definición concreta.

La “ola de inversores” interesados en el segmento de hotelería y emprendimientos turísticos desbordó los despachos municipales que, por su estructura burocrática anquilosada, no pueden dar una respuesta adecuada a las tramitaciones que se acumulan en los escritorios.

En este momento la Unidad Coordinadora del Consejo de Planificación -responsable encuadrar las inversiones que exceden los parámetros normativos- analiza entre 15 y 20 proyectos por semana, a los que se suman los que son atendidos en el mostrador de Obras Particulares.

La primera medida prevista por el Ejecutivo para revertir la situación es la readecuación operativa del personal de la secretaría y la simplifica

ción de las tramitaciones burocráticas que se pondría en práctica antes de fin de mes.

La simplificación de la normativa que rige la presentación de proyectos de obra comenzó a tratarse a mediados de 2001 y, en poco tiempo, la Unidad Coordinadora llegó a definir un modelo de “tramitación express”. El mismo permitía aprobar en 48 horas los proyectos ajustados a la normativa vigente, pero por algún extraño motivo nunca fue puesto en práctica.

El edil oficialista Fernando Martín, quien condujo la secretaría de Obras Públicas durante la transición, reconoció: “cuando asumí estábamos en un punto de crisis profunda y la prioridad no era atender las inversiones sino brindar servicios”.

Martín aseguró que la situación cambió y que hoy se busca dar prioridad máxima a la atención y captación de inversiones, sumando a la agilización de las tramitaciones una revisión integral de la normativa urbanística. Para ello se han multiplicados las reuniones semanales del Consejo de Planificación.

Actualmente, se está trabajando en la definición de los parámetros pendientes en el código del '95 sobre la base sentada en los dictámenes emitidos hasta la fecha por la Unidad Coordinadora. “Queremos definir reglas claras dentro del Código”, dijo Martín. El objetivo de máxima es la unificación de ambos códigos y la normativa dispersa que todavía está en vigencia.


Comentarios


Modificarán normativa urbanística en Bariloche