Molina Campos vuelve al MNBA



BUENOS AIRES (Télam).- Después de años de ausencia vuelven a exponerse en el Museo Nacional de Bellas Artes obras de Florencio Molina Campos, que pertenecen a la colección de la Fundación que lleva el nombre del artista plástico, reunidas en una muestra que se inaugurará el 18 de este mes a las 19.

Los trabajos que se presentarán fueron donados en su mayoría en 1870 y 1972 por dos estadounidenses: Joshua B. Powers, su representante, consejero y gran amigo y Edward L. Tinker, quien admiró al artista argentino y colaboró de manera permanente a difundir la cultura latinoamericana.

En la trayectoria de Molina Campos podríamos denominar “período norteamericano” aquella época que comenzó con la obtención de una beca de la Comisión de Cultura, en 1937, para estudiar dibujos animados en los Estados Unidos, país al que viajó en varias oportunidades y en el que residió durante algún tiempo.

Pertenecientes a este período norteamericano podremos ver en la muestra motivos con negros (como “Primavera”), y otros con el juego de polo (“Jugando al polo”). Pero sin duda, lo más importante de aquella etapa son los cuadros que hizo entre 1944-1958 para la empresa de maquinaria agrícola Minneapolis Moline (“Acomodando el equipaje”).

La firma que contrató a Molina Campos le pidió que siguiera pintando sus gauchos y los temas costumbristas del campo argentino. Nunca le exigió que representara en sus cuadros máquinas de la firma; cuando aparecen en la obra es por propia decisión del artista. Y fue en los Estados Unidos donde comenzó con la técnica del óleo. La muestra podrá visitarse hasta el 19 de noviembre en avenida del Libertador 1473, de martes a viernes de 12.30 a 19.30 y los sábados y domingos de 9.30 a 19.30.


Comentarios


Molina Campos vuelve al MNBA