Momentos de tensión en Bariloche

Los municipales ocuparon unas horas el Concejo



SAN CARLOS DE BARILOCHE- Una tensa situación vivieron ayer el legislador Juan Bolonci y algunos concejales locales, cuando los trabajadores municipales ocuparon por unas horas el edificio del Deliberante para exigir respuestas inmediatas sobre el cobro de salarios.

La situación se descomprimió poco después de las 14 cuando desde Viedma el intendente municipal César Miguel, quien realizaba nerviosas gestiones ante el gobierno provincial, envió un facsímil del depósito de 1.533.086 pesos en certificados de deuda, a nombre del municipio local.

Con esos recursos se formalizará la operación financiera con el Banco Río Negro, de acuerdo a lo establecido en la ordenanza respectiva, y el municipio podrá pagar -posiblemente el viernes- los salarios de agosto.

Una vez que la presidente del Concejo Municipal, Ester Acuña, trasmitió la novedad a los dirigentes, los municipales se desconcentraron en orden tras una improvisada asamblea en la puerta del Deliberante. No hubo incidentes, pero sí durísimos estribillos y epítetos contra Miguel. De todos modos, los trabajadores seguirán con las medidas, en espera de que se efectivicen los pagos.

“Apenas llegue el intendente hablaremos con él para que nos informe y nos diga qué previsión tiene con vistas al pago de setiembre” dijo el secretario general Germán González, tras lo cual advirtió: “no queremos empezar otro conflicto el miércoles próximo, cuando venza el plazo de pago de este mes”. Desde el Ejecutivo se indicó que la gestión en Viedma, que llevó varios días, fue encabezada personalmente por el intendente.

Los municipales habían ocupado a media mañana la sala de sesiones del Concejo, con la consigna “queremos comer” y fuertes críticas a Miguel, matizadas con acusaciones más generales pero no menos duras para concejales y demás autoridades. Un ambiente de sostenida indignación quebró la anodina calma del Deliberante, también afectado por el paro desde hace días. El legislador Bolonci, quien se encontraba en el edificio por otros motivos, intentó retirarse del recinto, pero los trabajadores le exigieron que permaneciera allí y explicará qué ha hecho para resolver el problema. “Menos bonito, le dijeron de todo” refirió uno de los participantes.

Una tregua se produjo cuando los concejales, encabezados por Ester Acuña, se trasladaron a las oficinas de la presidencia junto con los principales dirigentes gremiales, para tomar contacto con Miguel. Las comunicaciones, en las que participó activamente Bolonci, fueron creciendo en jerarquía hasta que llegaron al más alto nivel. “Apenas arribe el ministro Rodríguez le daré instrucciones para que resuelva los trámites pendientes” se oyó decir al gobernador Pablo Verani.

Y así fue. Antes de las 14 Miguel volvió a llamar al Concejo desde la capital provincial, para informar que el depósito de los bonos se había formalizado y que enviaría una copia del trámite para tranquilidad de los trabajadores.

Amenazan con no dejar pasar el tren en Pilcaniyeu

PILCANIYEU- Los empleados municipales de esta localidad se cansaron de esperar que les paguen los sueldos y están dispuestos a interrumpir el paso del tren en protesta si no obtienen respuesta a sus reclamos.

Así lo hizo saber el intendente Carlos Domínguez al gobernador Pablo Verani mediante una carta documento, en la cual lo intima a depositar la coparticipación adeudada en 72 horas, de lo contrario la municipalidad “no se responsabiliza” de las medidas que pueda tomar la población, entre ellas el corte de las vías de Sefepa.

Según la advertencia, retendrían el primer tren por una hora, aumentando luego progresivamente el tiempo con otros convoyes hasta conseguir la liberación de los fondos.

Un empleado consultado ayer dijo que el ultimátum vencerá el próximo lunes. Ese día pasará por Pilcaniyeu un tren a las 18.30 cumpliendo el recorrido Bariloche-Viedma. Se calcula que puede ir con numerosos pasajeros porque ese día es feriado y concluye el fin de semana largo.

El municipio de Pilcaniyeu tiene 22 empleados de planta y 8 políticos, entre ellos 3 concejales. La mayoría enfrenta ya una situación insostenible porque el atraso salarial acumulado es de cinco meses, a lo que deben sumarse dos aguinaldos.

La coparticipación atrasada es de 11 cuotas por un importe total de 90 mil pesos, 10 mil más que la deuda salarial completa. El intendente Domínguez (PJ) dijo que la coparticipación “es casi todo” para Pilcaniyeu, que apenas logra recaudar unos 1.000 pesos por mes por tasas municipales.


Comentarios


Momentos de tensión en Bariloche