Mónaco se metió en octavos de Roland Garros

Derrotó al canadiense Raonic en un maratónico partido de cinco sets. Se impuso con parciales de 6-7 (5), 6-3, 6-7 (5), 6-3 y 6-4, en cuatro horas y 33 minutos de juego. En la próxima instancia enfrentará a Nadal.



El tandilense Juan Mónaco se clasificó hoy para jugar los octavos de final de Roland Garros, segundo Grand Slam de la temporada, al derrotar al canadiense Milos Raonic en un maratónico partido de cinco sets. Mónaco, quien con el pase a cuartos de final igualó su mejor actuación en el Abierto de Francia de 2007, se impuso con parciales de 6-7 (5), 6-3, 6-7 (5), 6-3 y 6-4, en cuatro horas y 33 minutos de juego. En la siguiente instancia, Mónaco enfrentará al campeón defensor, el español Rafael Nadal (2), quien hoy derrotó sin problemas al rosarino Eduardo Schwank por 6-1, 6-3 y 6-4. En el duelo personal, Nadal se impone 3-1. El español venció al argentino en Bastad 2005 (6-1 y 6-1), Stuttgart 2007 (6-1 y 6-3) y final de Copa Davis 2011 (6-1, 6-1 y 6-2), mientras que Mónaco consiguió su único triunfo en el Masters 1000 de Cincinnati 2007 (7-6, 4-1 y retiro). Por su parte, el correntino Leonardo Mayer, el otro tenista argentino que jugó hoy, perdió ante el español Nicolás Almagro (12) por 6-4, 6-1 y 6-2. Mañana verá acción el tandilense Juan Martín Del Potro (9), quien en el último turno del estadio Suzanne Lenglen enfrentará al checo Tomas Berdych (7) por los cuartos de final. En caso de acceder a cuartos, Del Potro chocará con el vencedor del duelo que mañana animarán el suizo Roger Federer (3) y el belga David Goffin (109). “Pico” Mónaco obtuvo un triunfo importante en base a su juego, especialmente el que nació con la efectividad de su saque (78 por ciento en el global), y en cierta medida por los errores y carencias de su rival (54 por ciento en el saque y 88 errores no forzados). Se podría decir que a lo largo del encuentro, Mónaco casi no vivió momentos críticos, ya que los dos sets que perdió, los cedió en sendos tie-break, y en los tres restantes superó sin problemas a Raonic. Es más, el momento de mayor incertidumbre se produjo entre el final del cuarto set y el comienzo del quinto, cuando Mónaco elongó por un par de minutos detrás de su silla. El argentino debía iniciar el último parcial con la obligación de ganarlo, pero con la posibilidad de que se extendiera más allá de lo normal. Sin embargo, el tandilense comenzó el set con todo. En el primer game tuvo seis ocasiones de quebrar el saque de Raonic, algo que consiguió en el tercer game. En el noveno game, Mónaco no pudo concretar un match point, y Raonic estiró la definición, pero el tandilense cerró el partido como debía, y sumó su décimo triunfo en su participación histórica en Roland Garros. Agencia DyN


Comentarios


Mónaco se metió en octavos de Roland Garros