Mónaco y la sana costumbre de jugar finales

Venció a Ventura y hoy va por el título en Viña del Mar. Mientras palpita la Davis, buscará su cuarto trofeo ATP.

#

El que pensó que Juan Mónaco había tenido un veranito en el 2007, se equivocó. "Pico" está dispuesto a mejorar el puesto 21º del ranking mundial y ayer alcanzó la primera final de la temporada.

Venció al español Santiago Ventura por 6-2 y 6-4, y hoy enfrentará al ganador de la otra llave, Fernando González-Pablo Cuevas, quienes jugaban al cierre de esta edición, en el court de Viña del Mar.

El de Tandil, tercer preclasificado en el torneo chileno, mostró un juego muy sólido a seis días del choque frente a Gran Bretaña por el Grupo Mundial de Copa Davis. Despachó en una hora y 15 minutos un rival (88 en el escalafón) que había dejado en el camino a Gastón Gaudio y Sergio Roitman.

De esa forma, "Pico" alcanzó la quinta final de su carrera, siempre en polvo de ladrillo. La primera, en Casablanca 2005, la perdió con el cordobés Mariano Puerta y las tres siguientes, el año pasado, las ganó en Buenos Aires, Poertschach y Kitzbuhel.

De movida, a Mónaco le costó doblegar al español, quien defendió en sus primeros dos servicios. Pero después de cederlo en el sexto game, cerrando con una doble falta tras ir en ventaja 30-0, Ventura se cayó anímicamente.

"Pico" tuvo algunos problemas con su servicio, pero repuntó y liquidó el set en poco menos de media hora tras quebrar en el octavo game.

El segundo set fue muy parejo en sus primeros siete juegos. Pero en el noveno Ventura se mostró muy errático: falló sus primeros saques y fue impreciso de fondo. Mónaco "pasó por caja", pero el español ajustó su juego y

entró en partido otra vez, a partir de un grueso error del argentino.

Parecía que el set se alargaba. Sin embargo, el de Tandil reaccionó rápidamente y tras un par de errores no forzados se llevó el encuentro al ganar el set por 6-4 en 45 minutos.

"Feña" González, posible contrincante de Mónaco en la final, terminó con el sueño de Carlos Berlocq. En los primeros minutos de ayer, lo venció por 7-5 y 6-0 y enfrentaba a la sorpresa del certamen, el uruguayo Pablo Cuevas, quien dejó en el camino a José Acasuso (58) por un doble 6-3.


Comentarios


Mónaco y la sana costumbre de jugar finales