Moneda en el aire, pero...

- La moneda está en el aire, pero cuando está por tocar el suelo, Miguel la agarra...

Con esta reflexión una fuente oficial de primer rango graficó la situación de inestabilidad que vive el ministro Oscar Idoeta en el seno del gabinete.

El gobernador Miguel Saiz está persuadido de que si deja llegar la moneda al suelo, ésta le dirá que Idoeta debe partir. Lo sabe porque tiene un diagnóstico del que no duda: la gestión del titular de Familia deja mucho que desear.

Saiz ha cosechado aquel diagnóstico en muchos puntos del oficialismo. Pero le cuesta correrlo a Idoeta bajo la presión de esa realidad.

Y le cuesta más cuando esa realidad toma estado público. Un costo vinculado con cierta concepción del ejercicio del poder.

Porque el gobernador demora definiciones a causa de un dictado de su imaginario: "Si lo hago ahora, me limo poder".

Es una reacción casi instintiva. Natural en política desde el principio de los tiempos.

Después de todo, desde lo político Saiz se define como "hijo de Verani".

Los perfiles que definen esa línea genética, explican la resistencia de Saiz para el caso Idoeta.

¿Acaso mientras fue gobernador Verani no mantuvo ministros que sólo fungieron de tales cuando cobraban el sueldo?

El ministro Idoeta es además alguien que desde lo personal no ofrece aristas complejas. Algo que Saiz no deja de tener en cuenta. Es uno de los ministros que el gobernador pudo elegir en el juego de presiones bajo el cual definió el gabinete no bien asumió.

No es reprochable entonces que busque una salida de Idoeta mediante conjugar tiempos.

Pero lo será si la dinámica de ese proceso de desgaste le juega en contra a ese proyecto.

Carlos Torrengo

Nota asociada: Saiz dice que "por ahora no hay cambios"  

Nota asociada: Saiz dice que "por ahora no hay cambios"  


Comentarios


Moneda en el aire, pero…