Montesinos ofrece información a cambio de una rebaja de condena

Promete colaborar con los jueces peruanos.





LIMA (ANSA) – Vladimiro Montesinos, desde el lunes en manos de la justicia peruana como jefe de la mayor red de corrupción en la historia del país, intentará evitar la cadena perpetua a cambio de información que incrimine penalmente al destituido presidente Alberto Fujimori, informaron fuentes judiciales.

En su segundo día de «información preliminar» a jueces y fiscales anticorrupción, Montesinos adelantó ayer su disposición de «colaborar» y proporcionar detalles sobre los delitos que se le atribuyen. En tanto, rechazó ser encerrado en la prisión militar de la base naval La Punta, y amenazó con iniciar una huelga de hambre (ver aparte)

Por otra parte, Venezuela salió ayer a desmarcarse de las acusaciones que vinculan al presidente de ese país, Hugo Chávez, con la protección al fugitivo.(ver aparte)

Los magistrados esperan con ansiedad, según describen algunos periodistas locales, que Montesinos «colabore» con nuevas declaraciones que incriminen a Fujimori, actualmente refugiado en Japón.

Fujimori y Montesinos están sospechados de haber mantenido una suerte de sociedad «de acuerdos» para cometer actos ilegales, de contubernio en la ejecución de acciones políticas y hasta de complicidad en delitos de lesa humanidad.

A ambos se les acusa de ser autores intelectuales de los crímenes de La Cantuta y Barrios Altos y de graves episodios de violaciones a los derechos humanos. También hay versiones que dan cuenta de asesinatos de personas que en su momento se opusieron o administraron información sobre la red de corrupción de Montesinos en el lavado de dinero y narcotráfico.

Montesinos, detenido en Caracas el domingo, apareció ante los peruanos visiblemente demacrado, sin señales de cirugía estética y con al menos 10 kilos menos.

Los jueces esperan que Montesinos revele cómo operaba la organización criminal, sus vinculaciones y la magnitud de las acciones ilegales que culminaban con el desvío de cientos de millones de dólares hacia cuentas del propio Montesinos y sus testaferros.

Se cree que Montesinos podría revelar también la ubicación de cuentas millonarias en bancos del exterior, la nómina de los testaferros y socios de su red criminal y las vinculaciones con otras organizaciones delictivas internacionales relacionadas con el tráfico ilícito de drogas.

Conexión con la droga

El ex asesor de Fujimori también administraría información sobre la red del narcotráfico entre Perú y Colombia, habida cuenta que durante años fue el acopiador y ejecutor de una serie de acciones supuestamente contra las mafias del narcotráfico.

Montesinos se desempeñó como abogado de narcotraficantes colombianos antes de ejercer el cargo de asesor de Fujimori, entre 1990 y el 2000.

Por lo pronto las autoridades judiciales confirmaron que Montesinos es procesado en varios juzgados por delitos contra la administración pública, corrupción de funcionarios, peculado, contra la vida, el cuerpo y la salud, homicidio calificado, homicidio agravado, contra la seguridad, tráfico ilícito de drogas, violación a los derechos humanos, entre otros.

De acuerdo con el Procurador José Ugaz, que investiga los delitos cometidos por el ex asesor de Fujimori, Montesinos puede ser condenado a cadena perpetua.

Varias versiones circularon ayer en los pasillos judiciales, entre ellas la que atribuye a Montesinos haber dicho que en los últimos meses se contaron «muchas historias, pero yo agregaré otras». El gobierno saliente del presidente Valentín Paniagua reiteró ayer que garantizará a Montesinos un debido proceso, al tiempo que anunció que se diseña una estrategia legal que permita la «pronta» extradición de Fujimori, quien hasta ahora se negó a responder los exhortos sobre las acusaciones constitucionales en su contra.

Aumentan las suspicacias sobre el rol jugado por Chávez

La oposición venezolana pidió ayer investigar las «conexiones» con el gobierno del presidente Hugo Chávez del ex asesor presidencial peruano Vladimiro Montesinos, detenido el sábado en Caracas.

«Gente de mucho poder en el seno del gabinete» tiene que haberlo protegido para que pasara seis meses escondido en el país, dijo el diputado César Pérez Vivas, del opositor partido democristiano Copei.

Chávez puede pasar de héroe a villano en la oscura historia de la captura en Caracas de Montesinos, repatriado al Perú, donde será juzgado por innumerables delitos de corrupción.

Chávez anunció sorpresivamente el domingo, en la cumbre presidencial andina, la detención del ex asesor del destituido presidente peruano Alberto Fujimori.

«Agarramos a Montesinos», dijo Chávez, mientras el propio canciller peruano, Javier Pérez de Cuéllar, agradecía personalmente el gesto . Sin embargo, el hermetismo oficial sobre los detalles de la captura, además de la «sospechosa» y veloz expulsión de Montesinos, desataron las suspicacias y llenaron de sombras la entrega . Las sospechas aumentaron cuando se reveló que Montesinos fue, durante el gobierno de Fujimori, uno de los principales gestores del asilo que obtuvieron en perú decenas de militares golpistas ligados a Chávez en 1992. Su estadía en Caracas podría haber sido un «cambio de favores» con militares venezolanos.

El diario estadounidense «Washington Post» citó a funcionarios estadounidenses, quienes dijeron que la captura de Montesinos se debió a una investigación del FBI y las autoridades peruanas y se vio «entorpecida» por las autoridades venezolanas hasta el final. Los funcionarios sugirieron que Venezuela fue un «socio de último minuto» en el operativo y un «obstáculo» durante los ocho meses de la fuga de Montesinos.

Las mismas fuentes indicaron al diario que las autoridades peruanas iban a realizar el arresto, pero que los guardaespaldas de Montesinos «lo entregaron a las autoridades venezolanas de inteligencia en el último minuto» y que Montesinos quedó bajo su custodia antes de que los peruanos pudieran actuar.

Aunque no se han realizado otros arrestos, el gobierno de Venezuela dijo ayer que está investigando a quienes ayudaron al fugitivo. (ver aparte)

Venezuela inicia una investigación

Caracas (EFE).- El gobierno de Venezuela informó ayer que investiga «a fondo la maraña de complicidades que permitió» la entrada y permanencia en este país del ex asesor presidencial peruano Vladimiro Montesinos.

«Hay cómplices, no sé si son seis u ocho», dijo el ministro del Interior, Luis Miquilena, en una rueda de prensa de casi dos horas, con la única precisión de que «dos personas venezolanas» acompañaban a Montesinos en el momento de su «aprehensión»

Esas dos personas «no están detenidas», pero sí bajo una estricta vigilancia, porque «no hay de qué acusarlos», ya que «acompañar a un extranjero indocumentado no es delito en Venezuela», dijo Miquilena, al repetir que Montesinos no portaba documento alguno.

Aseguró que «va a haber detenciones. El que estuviere de cómplice en el proceso (de traer y proteger a Montesinos) va a salir a la luz pública», y añadió que «nadie quedará fuera de la mira de esta investigación» oficial.

Miquilena no confirmó ni descartó que funcionarios venezolanos hayan ayudado al ex asesor de Fujimori a eludir el cerco policial

Se quejó de la «fabulación sin límites provocada» sobre la supuesta protección de Chávez al ex asesor, y desmintió «contundente y absolutamente» que el FBI haya participado en el «proceso» de captura de Montesinos.

Toledo agradeció la ayuda de EE. UU.

Washington.- El presidente electo de Perú, Alejandro Toledo, agradeció ayer al presidente de Estados Unidos, George W. Bush, la «valiosa» ayuda de la policía federal (FBI) para la detención de Montesinos.

Toledo dijo que el asunto Montesinos no podía faltar en esta cita, e indicó que el FBI actuó en coordinación con las autoridades peruanas, tras una entrevista con Bush y su Consejera de Seguridad Nacional, Condolezza Rice, en la Casa Blanca,

«Creo que la captura de Vladimiro Montesinos es un paso muy importante, y en esa misma dirección, aunque existen condiciones distintas, por el tema de nacionalidad» se encamina la posibilidad de extradición del destituido presidente peruano, Alberto Fujimori, refugiado en Japón.

La vigilancia del FBI a un banco de Miami llevó al arresto el sábado, en Venezuela, del ex asesor de Inteligencia de Perú dijo ayer The Washington Post.

El Washington Post dijo que un magistrado peruano anticorrupción pidió hace dos meses al FBI que vigilara una cuenta de 38 millones de dólares en un banco de Miami que estaría relacionada con Montesinos

Un mes después, un ex agente de inteligencia de Venezuela, quien dijo representar al fugitivo ex jefe de inteligencia de Perú, se puso en contacto con un ejecutivo de alto rango de la sucursal para tratar de retirar el dinero de esa cuenta que ya estaba congelada, dijo el diario.

El FBI, alertado por la sucursal, comenzó a registrar las conversaciones entre funcionarios del banco y el venezolano. El viernes pasado, agentes del FBI arrestaron al venezolano y a otras dos personas cuando entraban a la sucursal. Bajo amenazas de enfrentar cargos de intento de defraudación del banco, el ex agente de inteligencia venezolano ofreció «colaborar» y dio los nombres de las personas que estaban ayudando a Montesinos a esconderse. Esos nombres fueron los que permitieron el arresto de Montesinos el sábado en la noche, en Venezuela.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Montesinos ofrece información a cambio de una rebaja de condena