Moreiro, otra vez en la zona de puntos

El cipoleño quedó séptimo en la exigente prueba de "El Zonda", donde se impuso el "Pato" Silva.





El cipoleño Javier Moreiro estuvo muy concentrado, le escapó a todos los golpes y finalizó séptimo en la prueba que el TC-2000 disputó en el circuito sanjuanino.
SAN JUAN (Especial) - En su mejor resultado desde que debutó en la categoría, el cipoleño Javier Moreiro logró un valioso séptimo puesto en la novena fecha del certamen argentino del TC-2000, que se disputó ayer en el autódromo local "El Zonda". Mientras, el chaqueño Juan M. Silva consiguió su segundo consecutivo y se metió de lleno en la lucha por el título.

Lo de Moreiro volvió a ser impecable, tuvo la habilidad suficiente para escapar a todos los golpes y llevar su auto entero hasta el final.

Moreiro, quien había quedado decimonoveno en la clasificación, en la primera serie no tuvo suerte. Se jugó en la largada por afuera y lo embocaron. Abandonó junto a varios de sus rivales.

En la final, tuvo que largar desde muy atrás. Y a Moreiro no le pesó la responsabilidad. Ni bien el semáforo se puso en verde, movió bien y llegó a la temida chicana listo para escapar a los golpes, que los hubo en cantidad por la imprudencia de algunos pilotos.

La cuestión es que Moreiro ganó como nueve posiciones y al cumplirse el primer giro ya estaba undécimo. Se mantuvo en la pista tratando de cuidar los frenos y neumáticos, clave en este exigente circuito sanjuanino.

Aprovechó todas las situaciones que se le presentaron, por lo que fue avanzando en la clasificación hasta terminar en un meritorio séptimo lugar, convirtiéndose en el mejor piloto de Ford, lo que no es poca cosa.

Adelante, más allá de los méritos y la buena actuación, el equilibrio emocional que puso el "Pato" Silva, habrá que señalar que el gran quiebre de la prueba y la puerta que le abrió el triunfo al chaqueño, fue el abandono de Guillermo Ortelli en la trigésimo tercera vuelta.

Como sucedió en las últimas tres pruebas, Ortelli era el gran candidato a la victoria, y hasta esa fatídica vuelta. Inesperadamente, su Honda Civic volvió a fallar. Esta vez fue el motor, y a otra cosa.

"Tenía una prueba bien armada... qué le vamos a hacer", fue la escueta reflexión de Ortelli, quien como premio consuelo se llevó dos puntos.

A partir de ahí, poco era lo que quedaba para pedirle a la prueba. Sin un auto tan contundente como el de Ortelli, el "Pato" Silva tenía un resto suficiente como para poner una tranquilizadora contra sus más inmediatos perseguidores, tal los casos de Daniel Cingolani y Juan M. López.

Y fueron justamente estos dos más Esteban Tuero, quienes dieron la última pelea. De ese momento, habrá que rescatar el meritorio trabajo de "Cochito" López, quien disfrutó su primer podio del TC-2000 con un Alfa Romeo.

Otro de los datos sueltos que dejó la prueba fue el abandono de Juan María Traverso en su retorno a la categoría. El "Flaco" tuvo un roce con el "Gurí" Omar Martínez a poco de largarse y abandonó.

En cuanto al certamen, el arrecifeño Norberto Fontana se fue de San Juan masticando toda la bronca. El Toyota Corolla comenzó a darle problemas bien temprano, cuando un problema eléctrico lo postergó en la serie, mientras que la rotura de un palier lo hizo abandonar en la tercera vuelta de la final.

El abandono de Ortelli y las buenas actuaciones de Silva, el "Gurí" Martínez, quien terminó sexto, y Cingolani, dejó el certamen abierto.

Los cuatro están encerrados en ocho puntos y como se vienen dando las cosas, esta amenaza con ser una pelea sumamente interesante, algo que se podría comprobar en Paraná.

"Pienso que podía pelear por un lugar en el podio"

"Rompí la caja cuando promediaba la prueba, sino estaba para pelear por un lugar en el podio, por cómo se dio todo". Lo expresó el cipoleño Javier Moreiro, quien quedó conforme con su séptimo puesto en la novena fecha del TC-2000 que se disputó ayer en el autódromo "El Zonda", pero que también reconoció que esperaba más.

"Por el desarrollo que tuvo la prueba, con todas las situaciones que se vivieron, podía pelear más arriba", apuntó.

Señaló que "me quedé sin tercera y cuarta, para arriba podía meter algún cambio. Para abajo se complicaba, temía que se cortara un semieje, pero por suerte el auto aguantó".

Moreiro explicó que "pienso que podía pelear por un lugar en el podio, ya que cuando todo era normal a "Cochito" (por Juan M. López) y Leandro (por Carducci) los tenía atrás y los aguantaba sin problemas".

El cipoleño reconoció que "el auto llegó a un límite, mientras que los otros equipos siguen desarrollando elementos. Por eso, creo que este séptimo puesto tiene un significado especial. Terminé bien en dos pruebas seguidas y esto será un incentivo importante para encarar las fechas que faltan en este certamen".

Márquez no llegó

SAN JUAN (Especial) - Con las manos vacías volvió el zapalino Sebastián Márquez de su incursión por el autódromo "El Zonda" de San Juan, donde se cumplió una nueva fecha del certamen argentino de la Fórmula Súper Renault.

Márquez, quien inició la prueba desde la undécima posición, abandonó cuando promediaba la duodécima vuelta.

El zapalino apostaba al buen ritmo de su auto para meterse en la zona de puntos, pero se quedó masticando bronca y esperando la próxima prueba para buscar revancha.

Ganó Matías Rossi en gran actuación, escoltado por Federico Lifschitz y Matías Cohen.

Rossi, aprovechó que no participó Julián Flamarique, para afirmarse al frente del certamen.

En tanto, Lucas Dionisi ganó en la Fórmula Renault, seguido por Ernesto Bessone y Gustavo Maldonado.


Comentarios


Moreiro, otra vez en la zona de puntos