Moreno Ocampo ya es el fiscal de la Corte Penal Internacional 22-4-03



Luis Moreno Ocampo, el fiscal del CPI. NACIONES UNIDAS (Reuters/AFP) – El abogado argentino Luis Moreno Ocampo fue elegido ayer como el primer fiscal jefe de la Corte Penal Internacional, una decisión que allana el camino para que el nuevo tribunal comience a procesar a sospechosos de cometer crímenes contra la humanidad. En una votación secreta, Moreno Ocampo ganó todos los 78 votos depositados durante una elección en la sede de la ONU donde participaron todos los estados que han ratificado el tratado internacional que crea la nueva corte criminal internacional. Se espera que Moreno Ocampo asuma el cargo el 16 de junio en La Haya, donde tiene sus oficinas la nueva corte criminal internacional. La Corte Criminal Internacional, que fue creada a partir de los tribunales para crímenes de guerra de los Nazi, fue establecida para procesar a individuos acusados de las atrocidades más serias, como genocidio, crímenes de guerra y otras violaciones graves a los derechos humanos. No obstante, una decisión de Estados Unidos -el poder detrás de los juicios de Nüremberg- de rechazar el nuevo tribunal, ha levantado inquietud en torno a su efectividad. La corte fue oficialmente inaugurada el 11 de marzo en La Haya . Moreno Ocampo, un especialista en la legislación criminal y derechos humanos, fue fiscal en el histórico proceso a la junta militar que gobernó a Argentina de 1976 a 1983 por crímenes cometidos durante la llamada “guerra sucia”. También encabezó el proceso judicial contra militares “carapintadas” que participaron en una rebelión en 1990. En los últimos 10 años, Moreno Ocampo ha sido uno de los socios principales de una firma de abogados de Buenos Aires especializada en casos de violaciones de los derechos humanos y corrupción. Fue asesor de Naciones Unidas, el Banco Mundial y el BID, ayudando a los gobiernos a combatir la corrupción en Bolivia, República Dominicana, Perú y Venezuela.

Cuál será su papel El fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), elegido ayer en Nueva York por una asamblea de los países miembros, tendrá como funciones investigar las violaciones de derechos humanos denunciadas, evaluarlas y acusar a sus autores ante ese tribunal si lo considera necesario. El fiscal deberá seleccionar a sus colaboradores por concurso y según distribución geográfica, y comenzar el proceso de elaboración de los procedimientos a adoptar, por lo que se espera que la fiscalía recién esté en pleno funcionamiento en dos años. Sólo los ciudadanos de los 89 países que han ratificado el Estatuto de Roma -que dio base a la Corte- o esos mismos Estados pueden presentar denuncias ante la CPI, siempre y cuando en los países donde se hayan cometido los crímenes la justicia local no los haya procesado. La Corte puede procesar a los acusados de genocidio, crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra cometidos después de que la CPI fue instituida legalmente, el 1 de julio de 2002.


Comentarios


Moreno Ocampo ya es el fiscal de la Corte Penal Internacional 22-4-03