Moreno también ayudó a un socio de Boudou a comprar una imprenta





#

Archivo

El secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, también favoreció al nuevo dueño (un hombre cercano al vicepresidente Amado Boudou) de la empresa Ciccone Calcográfica. En tiempo récord, le restituyó la planta impresora que alquilaba una firma rival con la autorización de la Justicia, informó ayer La Nación, sobre los controvertidos nexos del funcionario con dos empresarios, uno de ellos señalado como su supuesto testaferro. Moreno fue más lejos. Le aplicó a Boldt una multa de $ 15.000 diarios, hasta superar $ 1,5 millones. La Cámara en lo Penal Económico, que actúa como tribunal de apelaciones de las decisiones de Moreno, revocó esa multa días atrás, por unanimidad. Pero llegó demasiado tarde: Boldt se dio por vencida cuando la Presidenta anunció a Boudou como su compañero de fórmula. Y le devolvió la imprenta al nuevo rostro visible de Ciccone, Alejandro Vandenbroele, un amigo de Mar del Plata del entonces ministro de Economía, informó ayer La Nación. Moreno basó su decisión en la ley de defensa de la competencia, que veda la concentración económica y que requiere la autorización previa del Tribunal de Defensa de la Competencia cuando una empresa quiere comprar a una firma rival y el volumen económico total supere los $ 200 millones. De acuerdo con esa ley, las fusiones -en este caso, el arrendamiento de la planta de Ciccone por Boldt- se consideran autorizadas, sin embargo, si el tribunal no se opone dentro de los 45 días. Y en este caso, para evitar que eso ocurriera, la discusión se centró en la validez de las notificaciones de la operación. El escándalo de la compra de Ciccone Calcográfica se desató con la denuncia de la esposa de Alejandro Vandenbroele, íntimo amigo de Boudou. Laura Muñoz afirmó: “Mi esposo le lleva los negocios no tan claros a Boudou”, decidida a ratificar todo lo que sabe y a mostrar comprometedores papeles a la Justicia. Admite que fue amenazada y que, incluso, entraron a su casa de noche para gritarle que se mantuviera callada.

El controvertido secretario de Comercio Interior.


Comentarios


Moreno también ayudó a un socio de Boudou a comprar una imprenta