Moscú: explosión sepulta a 180 personas

Una explosión derrumbó un edificio de 72 departamentos en la capital rusa, donde habitualmente viven unas 300 personas, de las cuales 180 quedaron atrapadas entre los escombros. Hasta anoche, los equipos de rescate lograron sacar a 16 personas vivas e informaron de cuatro muertos. La explosión podría deberse a un escape de gas o un atentado.



MOSCU (Reuters) – Una explosión que sacudió en la madrugada del jueves un edificio de departamentos de varios pisos en un suburbio de Moscú, cuando la mayoría de residentes dormía, dejó al menos cuatro muertos, dijeron las autoridades.

Se teme que cientos de los ocupantes estén soterrados por los escombros, dijo una portavoz del Ministerio de Emergencias.

La agencia Interfax citó a funcionarios del ministerio diciendo que hasta el momento se han extraído dos cadáveres y rescatado a 35 residentes, incluyendo 12 niños, del edificio de nueve pisos.

Los sobrevivientes han sido llevados a hospitales de las inmediaciones, dijo Interfax.

“Hay unos 180 soterrados (por los escombros). En total se derrumbaron 72 departamentos, de manera que así es como han hecho el cálculo” inicial de posibles víctimas, dijo a Reuters una portavoz del ministerio.

La portavoz señaló que se derrumbaron los departamentos sobre dos de las seis entradas al edificio de monoblock en el sureste de Moscú.

¿Accidente o atentado?

No quedó en claro, de inmediato, la causa de la explosión, dijo la portavoz, aunque los primeros indicios sugieren que se debió a una fuga de gas.

Aunque no hubo, de inmediato, sugerencias de mano criminal, la explosión se produjo tras el atentado de la semana pasada contra un centro de compras moscovita aledaño al Kremlin.

El ataque fue atribuído por un comunicado a un grupo anarquista que pretende denunciar el nuevo estilo de vida “consumista” de los rusos, tras la caída del comunismo soviético.

Pero las investigaciones no han identificado aún a los culpables de esa explosión.

Otra pista que siguen los investigadores es la posible acción de grupos extremistas islámicos, que llevan adelante una dura campaña contra las tropas soviéticas en la región del Cáucaso.

El sábado 4, un devastador coche bomba dejó decenas de muertos en Buinaksk, en el Daguestán, la región del Cáucaso Septentrional escenario en las últimas semanas de intensos combates entre fuerzas rusas y rebeldes islámicos.

La policía aún investiga en el lugar, dijo.

Un total de 60 ambulancias, además de equipos de socorristas y bomberos, han llegado al sitio, dijo la portavoz.

Estaban durmiendo

Un reportero de Reuters vio una excavadora de gran tamaño cuando se dirigía hacia el sitio de la explosión a la mayor velocidad posible por las desérticas calles moscovitas, para apoyar las tareas de socorro. La explosión ocurrió en horas de la noche, cuando la mayoría de ocupantes habría estado en sus departamentos, indicó la fuente del Ministerio de Emergencias.

Por este motivo, es aún imprecisa la información sobre la cantidad de personas que pudieron haber quedado atrapadas, aunque las autoridades temen una tragedia de proporciones.


Comentarios


Moscú: explosión sepulta a 180 personas