Motociclista resultó amputado y luego murió

GODOY (AVR).- Un joven falleció a raíz de las graves heridas que sufrió, luego de chocar la moto que conducía contra un vehículo que circulaba en sentido contrario. El accidente se registró en la mañana de ayer sobre la Ruta 22 entre Villa Regina y General Enrique Godoy, en proximidades del kartódromo del Moto Club Reginense.

La víctima fatal fue identificada como Hugo Aníbal Llanquinao, de 19 años de edad, quien se domiciliaba en la zona rural de Regina, y circulaba en una motocicleta. El joven fue trasladado con vida al hospital local y posteriormente derivado hacia el hospital Francisco López Lima de Roca, donde falleció cerca del mediodía a raíz de las graves heridas. Había sufrido la amputación del brazo izquierdo.

El accidente ocurrió alrededor de las 7:20 de ayer a la altura del kilómetro 1.136 de la Ruta 22.

De acuerdo a los datos obtenidos desde Regina hacia Godoy, circulaba a bordo de una moto Gilera de 110 cc, Hugo Aníbal Llanquinao, de 19 años, quien iba detrás de otro vehículo que circulaba en su misma dirección.

En n sentido contrario, lo hacía Wálter José Di Cola, de 44 años, también domiciliado en Regina, quien conducía un Peugeot 205, patente BDK-912. Aparentemente, de acuerdo a las primeras pericias que realizó en el lugar personal de la Policía de tránsito de Chichinales, y testimonios de ocasionales testigos, Llanquinao que iba detrás de otro vehículo, se abrió imprevistamente hacia el carril de la mano contraria. En ese momento impactó contra el vehículo que conducía Di Cola. Hasta ayer no se había podido establecer si Llanquinao intentó sobrepasar al vehículo que circulaba delante de él, o si realizó la maniobra debido a otra situación, sin advertir que en sentido contrario circulaba el Peugeot 205.

El impacto fue a la altura del parante delantero izquierdo del automóvil, tanto con la moto como con el cuerpo. Debido a la violencia del mismo, el conductor de la moto sufrió la amputación del brazo izquierdo, además de lesiones internas y fracturas en distintas partes del cuerpo.

Ambos rodados se detuvieron sobre la banquina de la margen sur de la Ruta 22; en tanto ocasionales testigos del accidente dieron aviso al hospital local y al personal de tránsito.

Llanquinao fue trasladado en primer término hasta el hospital de Villa Regina, y luego al de Roca, donde murió.

Seis heridos, entre ellos una nena, en un choque en Regina  

VILLA REGINA (AVR).- Heridos de distinta consideración, uno de ellos una chiquita de dos años que estaba siendo sometida a estudios más complejos, fue el saldo de un choque entre una camioneta y un camión en la zona céntrica de Regina.

El accidente se registró cerca de las 21 del sábado, en la intersección de la Ruta 22 con la avenida Rivadavia. Los lesionados, seis en total, viajaban en una camioneta.

De acuerdo a los datos obtenidos, por la Ruta 22, desde Chichinales hacia Roca, circulaba un camión Mercedes Benz patente EIB-540, con un acoplado cisterna destinado al transporte de metanol, que en ese momento iba vacío, el cual era conducido por Roberto Semícola, de 50 años, domiciliado en Bahía Blanca. El segundo vehículo involucrado es una camioneta Chevrolet C10, patente VFI-450, la cual era conducida por Horacio Padilla, de 31 años, de Regina, quien iba acompañado por su mujer, Analía Mungai, sus hijos Micaela de dos años y Kevin de cuatro, además de Manuel Páez, de 37 años y Juan Ríos de 43.

El conductor había estado cargando combustible en una estación sobre la margen oeste de la Ruta 22 y al salir comenzó a cruzar dicha vía en dirección a la avenida Rivadavia, sin advertir la presencia del camión, cuyo conductor al ver al rodado menor intentó evitar el impacto, aunque igualmente chocó contra el lateral derecho de la camioneta.

En pocos minutos, el conductor de la camioneta, su mujer, los dos hijos y los otros dos acompañantes fueron trasladados hasta el hospital local, donde en la noche del sábado permanecían internados en observación. Quien presentaba un estado más delicado era la pequeña de dos años, quien habría sufrido un fuerte traumatismo en la cabeza. Los vehículos fueron secuestrados.

Adolescente de Viedma falleció en vuelco cerca de Bahía  

TENIENTE ORIGONE (AV).- Un joven oriundo de Viedma falleció como consecuencia de las graves heridas recibidas al volcar el automóvil en que viajaba hacia Bahía Blanca junto a su familia para asistir a un casamiento, según revelaron fuentes de la Policía bonaerense.

La víctima fue identificada como Nicolás Sebastián Martín de 16 años, quien de acuerdo a lo informado por personal hospital Penna de esa ciudad donde fue atendido, resultó con politraumatismos.

El accidente se registró en el kilómetro 750 de la Ruta Nacional N°3 , a la altura de esa localidad ubicada en el partido de Villarino, durante la mañana del sábado pasado cuando la familia Martín y otros allegados se trasladaban hacia esa ciudad. El auto siniestrado -un Renault 12- era conducido por Carlos Martín de 57 años, padre del chico fallecido. Un familiar que circulaba adelante alcanzó a divisar por el espejo retrovisor que el Renault 12 se cruzó en plena recta hacia el carril contrario chocando contra el terraplén de una alcantarilla. Luego del violento rebote y en medio de una polvareda, contó a la Policía, que dio varios tumbos terminando su carrera unos metros más adelante.

En ese momento salieron despedidos Nicolás y sus hermanos Kevin de 11 años, Anahí de 14 y Micaela 10; quienes solamente sufrieron golpes y quedaron tendidos en las inmediaciones de la cinta asfáltica hasta que los rescató el personal hospitalario que llegó en ambulancias de los hospitales de Hilario Ascasubi, Mayor Buratovich y Médanos. Al parecer, Nicolás llegó con vida al hospital pero nada se pudo hacer por él y falleció dos horas después del accidente. El conductor que fue el único que permaneció en el habitáculo durante el vuelco sólo se limitó a señalar que perdió el control tras una vibración que se produjo en la carrocería.

Los peritos no pudieron constatar si alguno de los ocupantes del Renault 12 tenían colocados los cinturones de seguridad, aunque se presume que la velocidad rondaría en ese momento entre 90 y 100 kilómetros por hora. Las autoridades del nosocomio bahiense decidieron entregar ayer el cuerpo del adolescente a sus familiares para ser trasladados a Viedma.


Comentarios


Motociclista resultó amputado y luego murió