Moyano amenazó con más paros hasta que se anule la ley

El líder de la CGT disidente Hugo Moyano, uno de los primeros en denunciar la utilización de coimas en el Senado para aprobar la Reforma Laboral, amenazó en una manifestación en Plaza de Mayo con profundizar su lucha para lograr que se declare la nulidad de la ley y se respete a la Justicia.



La CGT disidente que lidera Hugo Moyano amenazó ayer con profundizar su plan de acción para lograr que "el gobierno respete la justicia y cumpla con los fallos de no innovar" en materia de rebaja salarial, y para lograr que se declare la nulidad de la reforma laboral.

"Si tenemos que parar, vamos a parar, si tenemos que llenar las plazas, vamos a llenar las plazas", advirtió el camionero Moyano, quien calificó al Senado Nacional como "una verguenza nacional y mundial" por haber aprobado la reforma laboral y por el escándalo sobre presuntos sobornos.

Al hablar en la Plaza de Mayo, en el cierre del acto de protesta que organizaron los gremios estatales enrolados en la CGT-disidente, Moyano enfatizó que "somos un país de cuarta por culpa de los senadores que votaron una ley que era para cagar a los trabajadores".

Se quejó con vehemencia porque "el pueblo ve azorado cómo el gobierno que hizo de la cristalinidad, la ética y la transparencia su caballito de batalla, no cumple con la justicia".

El sindicalista se mofó una vez más del ministro de Trabajo, Alberto Flamarique, cuando dijo que "con toda sinceridad, tuve dudas cuando decidimos convocar a esta movilización porque me vino a la mente las expresiones de ese ministro que decía que iba a estar solo. Tuve dudas porque en apenas 48 horas miren lo que hemos logrado".

"Justamente aquel que decía que yo iba a estar solo, está más solo que (Augusto) Pinochet en el día del amigo", afirmó. Remarcó que la manifestación se realizó "para reclamarle al gobierno que cumpla con lo que ha dictado la justicia, porque si el gobierno no cumple, está poniendo en dudas a la propia justicia".

"Si el gobierno no cumple está demostrando que hay una justicia que es injusta para los pobres y, una justicia que no existe para los hombres que están en el poder", dijo.

Moyano se preguntó "por qué el presidente (Fernando de Rúa), el vicepresidente Alvarez, el ministro de Economía (José Luis Machinea) y el ministro de Trabajo no cumplen con lo que ha determinado la Justicia".

Al embestir en contra del Senado Nacional, salpicado por supuestos hechos de soborno, Moyano sostuvo que "ellos sabían que esa ley era para joder a los trabajadores y lo aprobaron y se cagaron en los compañeros que no tienen trabajo y se cagaron también en los que tienen trabajo".

Enfatizó en ese sentido que "ahí están todos, cuestionados por la sociedad, repudiados por la sociedad, maldecidos por la sociedad, tratando desesperadamente de defenderse entre ellos".

(DyN)

Descartan cambios

El vicepresidente Carlos Alvarez y los ministros de Trabajo, Alberto Flamarique; de Educación, Juan Llach, y de Desarrollo Social, Graciela Fernández Meijide, coincidieron ayer en desmentir posibles renuncias en el gabinete.

Dos de los ministros, Fernández Meijide y Llach, coincidieron en calificar como "rumores periodísticos que sólo ayudan a confundir", a las versiones sobre eventuales cambios en el gabinete a la llegada del presidente Fernando de la Rúa de su gira por el exterior.

Antes, a la mañana temprano, el ministro de Trabajo, Alberto Flamarique, también desmintió por enésima vez su posible alejamiento.

Por su parte, el vicepresidente Carlos Alvarez, consultado en distintas oportunidades sobre el tema, ratificó que "las decisiones sobre la continuidad de los miembros del gabinete es de exclusiva competencia del Presidente" Fernando De la Rúa. (DyN)


Comentarios


Moyano amenazó con más paros hasta que se anule la ley