Moyano pedirá a la presidenta subir el mínimo de Ganancias

Es por los efectos de la inflación en el salario. También se reunirá con empresarios por los aumentos de precios.

DyN

La CGT se reunió ayer por más de tres horas para definir reclamos ante la presidenta.

BUENOS AIRES (DyN).- La CGT que encabeza Hugo Moyano decidió anoche pedir institucionalmente una reunión con la presidenta Cristina Fernández para definir con ella el nuevo monto de impuesto a las ganancias y ratificar ante la jefa de Estado su reclamo por la restitución del IVA a los trabajadores bancarizados. El objetivo es que menos asalariados paguen ese tributo.

Paralelamente, también solicitará reunirse con los empresarios para analizar las causas del aumento de precios, informó el gremialista Juan Carlos Schmid, al término de la primera reunión del Consejo Directivo de la CGT que se prolongó por 3 horas y media.

Antes de ingresar, el secretario de Derechos Humanos de la CGT, el judicial Julio Piumato, afirmó que “no hay razones ciertas para la suba de precios” de los productos de la canasta familiar y atribuyó el aumento a “que sectores especulativos que persiguen desestabilizar porque una forma de generar inseguridad es con la inflación”.

Otro de los dirigentes, Omar Viviani, admitió que “hay un poco de inflación” en la Argentina, pero apuntó particularmente contra los empresarios al asegurar que “no toda la responsabilidad es del gobierno” en la suba del costo de vida. Además, formuló una encendida defensa del secretario de Comercio, Guillermo Moreno, a quien consideró “un hombre clave” para que el valor de algunos productos no se dispare y habló elogiosamente de un “precio Moreno” en el Mercado Central.

Ofensiva del gobierno

Por su parte, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, insistió ayer en culpar a los empresarios por el incremento de los precios de algunos productos, negó que exista inflación en el país, y defendió las mediciones del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

En contraposición, el economista Raúl Cuello salió al cruce al afirmar que “técnicamente estamos en un proceso inflacionario” y advirtió que el alza en continuo de los precios “es el peor de los males de una economía capitalista”. “La inflación –dijo a radio El Mundo– es un motivo de preocupación de primer nivel para todos los gobernantes, y no es cierto que un poco de inflación es bueno: un poco de inflación es como un poco de embarazo”, graficó.

A su vez, el secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica Antonio aseguró que “la inflación sale de los supermercados”, y reiteró que los gremios se guían por los precios de las góndolas para calcular el costo de la canasta alimentaria, y no por los datos del Indec. En el marco del debate por la cuestión inflacionaria, el jefe de Gabinete reafirmó: “Estoy convencido de que lo que está haciendo el Indec está bien. El Indec no aumenta los precios, los aumentan los empresarios”.


Comentarios


Moyano pedirá a la presidenta subir el mínimo de Ganancias